El senador Hugo Richer afirmó que la negativa de las binacionales a transpa­rentar los gastos sociales de Itaipú y Yacyretá no es una decisión de los direc­tores, sino una directiva del mismo presidente de la República, Mario Abdo Benítez. Apeló a la cordura del mandatario, a quien pidió que reflexione sobre el punto y recapacite para evitar que su deteriorada imagen siga desgastándose a raíz de sus desacertadas disposiciones.

Hugo Richer.

“Yo dije en la sesión que esa no es una decisión de Nicanor Duarte Frutos, es la decisión del presidente Mario Abdo Benítez y hay que decirlo claramente. Él sigue empeñado en eso y hace que su imagen, que está bastante dete­riorada, siga desgastán­dose”, afirmó el legislador en declaraciones a canal GEN.

CITAN EN MESA DIRECTIVA

Sostuvo que por ahora se debe aguardar que los directores Manuel María Cáceres, en Itaipú, y Nica­nor Duarte Frutos, en Yacyretá, acudan el lunes ante la mesa directiva del Senado a dar su versión ante la reticencia de per­mitir que la Contraloría General de la República audite los fondos socioam­bientales.

“Ojalá que este señor Mario Abdo Benítez reflexione porque Nicanor Duarte Frutos ni Manuel Cáceres no van a insubordinarse. Si el Presidente les autoriza, ellos no se van a oponer a la Contraloría. “Evidente­mente hay una orientación del presidente de la Repú­blica”, ratificó.

TERGIVERSÓ LA LEY

El legislador del Frente Guasu también cuestionó que el Ejecutivo haya ter­giversado el alcance de la ley que autoriza reorientar los fondos sociales de las binacionales para el área de la salud y la protección social durante la pandemia del covid-19.

“El tema de la reglamenta­ción de la ley es para evitar justamente que se ejecu­ten esos fondos sociales, en los términos en que había decidido la ley. Yo creo que al Partido Colo­rado le cuesta dar la mano a torcer en el tema de las binacionales y transpa­rentar todo esto, poniendo los fondos al servicio de la salud y la protección social, así como dice la ley”, puntualizó.

Recordemos que las entida­des binacionales declararon una disponibilidad de US$ 48 millones para destinar a Salud. De ellos, US$ 30 millo­nes corresponden a Itaipú y US$ 18 millones a Yacyretá. Sin embargo, según estima­ciones de los legisladores, los gastos sociales representan US$ 150 millones, monto autorizado por ley a ser reo­rientado a favor del Ministe­rio de Salud.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar