Una enfermera se acercó al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, durante una actividad oficial en el departamento de Misiones, con el único pedido de tener un mejor ingreso por la fun­ción que desempeña dentro de la crisis sanitaria.

“Supues­tamente somos tus héroes de blanco, y 1 millón nos pagan”, fue la queja, entre lágrimas, de la funcionaria de blanco al mandatario, pero la reacción del Presidente fue minimi­zar la situación y desligarse directamente de la responsa­bilidad. “Acá está el ministro”, le respondió Abdo, y siguió de largo, aludiendo al ministro de Salud, Julio Borba, quien también se encontraba con él en ese momento.

La respuesta del ministro fue que en julio ya estarían per­cibiendo el monto estipu­lado, pero el reclamo se dio entorno a la burocracia que se generó para que pueda darse el aumento que esperaban cobrar desde finales del año pasado, según relató la pro­pia mujer. “Nosotros fuimos beneficiados con una ley que se promulgó en noviembre, demasiado burocracia, dema­siado sufrimos”, dijo frente al equipo del Ejecutivo que se encontraba recorriendo las instalaciones hospitalarias, en este caso en el hospital San Juan Bautista.

“No nos pagan luego el sueldo, es el quinto mes que no reci­bimos salario, no tenemos gratificación ni gozamos de vacaciones, somos 1.700 fun­cionarios a nivel país, hay com­pañeros que cobran G. 500 mil”, explicó a los medios de prensa Marlene Rodríguez, ante la indiferencia del Pre­sidente. “No me dijo nada, no me dio una respuesta”, agregó.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar