La senadora Lilian Samaniego y Jorge Antonio Coscia Sac­carello, el cónsul general del Paraguay en la ciudad brasi­leña de Foz de Yguazú, con­trajeron nupcias ayer, en un hotel del barrio Villa Morra de nuestra capital. El impor­tante evento en la vida de la pareja fue acompañado desde la calle por un grupo de no más de 20 personas, es de suponer que todas sin invi­tación, quienes se ubicaron en la acera frente al hotel y escracharon a los invitados, mientras estos descendían de sus vehículos.

Al grito de “¡ladrones, asesi­nos!” fueron recibidos algu­nos de los invitados. También el grupo gritaba “criminal” y “asesina”, pero sin referirse directamente a la senadora, aunque sí se escuchó el apodo con el que es conocida en las redes sociales, “Chucky”.

Lilian Samaniego y Jorge Coscia.FOTO:GENTILEZA

La senadora Samaniego, como presidenta de la Comi­sión de Relaciones Exterio­res y Asuntos Internacio­nales de la Cámara Alta, presuntamente habría ope­rado fuertemente para que su entonces novio y cónsul de Foz de Yguazú fuera ministro de Relaciones Exteriores en remplazo de Antonio Rivas, a quien la senadora lo atacaba de manera sistemática.

Coscia Saccarello ha sido muy criticado por algunos compa­triotas que denunciaron que intentaban pasar desde el Bra­sil hacia nuestro país, durante el año pasado, y no lograban hacerlo, pues algunos docu­mentos deben llevar la firma del cónsul, pero este, aparente­mente, estaría más por Asun­ción que por Foz de Yguazú.

El actual cónsul general para­guayo en Brasil, quien apare­cía como bachiller en la página de transparencia de la Canci­llería, se recibió de licenciado en una universidad que tenía menos de dos años de creación, según una investigación reali­zada por La Nación.

Dejanos tu comentario

20H

¿Cómo califica la gestión del Gobierno en la compra de vacunas anti-COVID?

Click para votar