El senador liberal Fernando Silva Facetti comenzó seña­lando la preocupación que les causa el sesgo autoritario que utilizan “para justificar el resguardo de un supuesto interés general, coartando el goce y ejercicio de dere­chos. Concibiendo de mala manera que con la dismi­nución de esos derechos se logrará el bienestar general, cuando es exactamente lo contrario”, indicó.

Indicó que esta presentación hace un recono­cimiento tácito de la ile­galidad de muchas de las medidas ordenadas por el Ejecutivo, y toleradas por la sociedad; para la prepara­ción del Estado en la lucha contra el covid-19 en una primera fase, y en la con­tención de su propagación en una segunda. “Ante la mala gestión de los recur­sos extraordinarios, tanto legales como económicos que le fueron dados, sobre cuyo ejercicio y adminis­tración existen fuertes sospechas de corrupción”, comentó.

Señaló que el mismo atenta contra declaraciones fun­damentales, derechos y garantías constituciona­les; al otorgar facultades extraordinarias al Poder Ejecutivo para la restric­ción del ejercicio de liberta­des consagradas en la Cons­titución.

“Así como la peligrosa suma de poder público, en abierta viola­ción al artículo 3º de la Carta Magna, ya que el 238 Nº 16 de nuestra Constitución fija que las atribuciones del presidente de la República serán limita­das a lo contenido en la pro­pia Constitución. Por tanto, el Congreso de la Nación no puede otorgar al Ejecutivo la facultad legal para restringir derechos y libertades, salvo la expresa excepción señalada en el artículo 288 de la Constitución Nacional, que habla de la declaración del Estado de Excepción”, precisó.­

Dejanos tu comentario

13H

Ante la cantidad de muertes por COVID-19, el Gobierno debería:

Click para votar