En la sesión ordinaria de la Cámara de Senadores de ayer, Esperanza Martínez, sena­dora y ex ministra de Salud, denunció que el día en el que fallecieron un total de 89 personas, solo 14 murieron en una Unidad de Terapia Intensiva (UTI) y las restan­tes 75 personas fallecieron en “pasillos con respiradores”, sin recibir atención adecuada, esto en varios hospitales del Paraguay.

“Me decían, no tengo corro­borada la versión, pero la hago pública porque la voy a averi­guar, el día en que murieron 89 personas, que fue publi­cado por el Ministerio de Salud, solo 14 de las 89 falle­cieron en UTI, el resto de los pacientes falleció en lugares intermedios”, aseveró la par­lamentaria.

Coincide con su colega Desi­rée Masi, quien considera que aquellos lugares que denomi­nan “terapias intermedias” realmente son pasillos con respiradores. “Eso se convierte en una unidad de atención de terapia intensiva o de reani­mación”, expresó y añadió que, ante la gravedad del problema, no se permita que se especule con el dolor de la gente.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar