El senador Blas Llano acusó al presidente del Senado, Óscar Salomón, de extorsionarlo y chantajearlo para desistir de la ley que buscaba recortar todos los aumentos salaria­les para funcionarios del Con­greso Nacional y el Senado. El líder liberal salió al paso de las acusaciones en contra de su administración por supues­tos incrementos salariales.

“No es manera de plantear, menos llamar a un colega a extorsionar o chantajear por­que o sino vamos a enquilom­bar, ejapo la ejaposéa, no me vas a correr con vaina”, le recriminó. Además, dijo que “se quiere establecer una casta de privilegiados en el sector público” con los altos salarios.

Primeramente, comentó que “Cachito” Salomón lo llamó para cuestionarle el porqué no aceptaban la reducción de los G. 8 mil millones que ya se realizó administrativamente. Le recordó que tenía potestad de hacer lo que quiera dentro de lo que establecen la Consti­tución Nacional, las leyes y el reglamento interno. Pero ase­veró que “es mentira que se va a ahorrar, si fue un aumento para el Senado y el Congreso”.

Igualmente, reconoció que seis funcionarios que traba­jaron con él durante su presi­dencia recibieron aumentos, pero que solo lo percibieron en ese período, además de que no se crearon nuevos cargos porque había vacancia debido a que fueron despedidos fun­cionarios.

AUSTERIDAD

Aprovechó para traer a cola­ción los recortes que realizó durante su administración en el período anterior. Dijo que se eliminaron los seguros médi­cos, vales de combustibles, utilización de corporativos y otros, lo que representó un ahorro de G. 16,9 mil millones.

“Dejé 60 cargos disponi­bles, con todo el derecho de utilizar, me imagino que lo habrá utilizado, los aumen­tos los hice con gente que trabajó conmigo, a los un año dejaron esos cargos, es fácil de corroborar”, sen­tenció.

Dejanos tu comentario

17H

¿Cómo Salud Pública debe manejar el aumento de casos de COVID en Alto Paraná?

Click para votar