La Cámara de Senadores aprobó mantener el aumento de salario a funcionarios de la Cámara Alta y del Congreso Nacional que ganen menos de G. 5,4 millones. La propuesta fue una modificación de la ver­sión original presentada por el senador Juan Darío Monges y recibió 25 votos a favor.

La versión original estable­cía la eliminación de todos los incrementos percibi­dos por los trabajadores, sin excepción, pero solo obtuvo 17 votos. Dicha propuesta fue presentada por los sena­dores Stephan Rasmussen, Fidel Zavala, Sergio Godoy, Eusebio Ramón Ayala, Anto­nio Barrios, Georgia Arrúa y Blas Llano.

Con esta aprobación se establece la transferen­cia del monto ahorrado al Presupuesto General de la Nación a favor del Ministe­rio de Salud por un total de G. 8.067.034.231 para finan­ciar gastos relacionados a la emergencia sanitaria. La ver­sión del senador Rasmussen habría significado un recorte de G. 11 mil millones.

Los beneficiados serían los funcionarios que ganan por debajo de los G. 5,4 millones, lo que alcanzaría a 477 fun­cionarios. De esta forma se contempla la eliminación de todos los aumentos salaria­les a los funcionarios cuyas asignaciones sean superiores, según el proyecto del senador Monges.

El recorte presupuestario en sueldos y aguinaldo ascen­derá a un total de G. 5.197 millones, en gastos corrien­tes y de capital por un monto de G. 8.604 millones y recu­peración de créditos para cubrir déficit en beneficios al personal, tales como subsi­dio por escolaridad, bonifica­ción por responsabilidad en el cargo, bonificación para poli­cías (que tienen un recorte del 40%), jornales y otros gastos del personal, por un monto de G. 5.794 millones.

DERECHOS ADQUIRIDOS

El debate en principio se dio porque la ley estaría amena­zando los derechos adquiri­dos de los trabajadores, lo que podría ser reclamado luego de que la ley entre en vigen­cia. El senador Rasmussen sin embargo aclaró que la ley no sería retroactiva.

Aclaró que no se podrá extraer lo que se cobró porque “ya es propiedad privada, en vigor de una ley vigente, por eso la ley no puede ser retroactiva, los recortes entrarían en vigen­cia desde la promulgación”, sostuvo. Además, recordó que “el espíritu de la ley es que en momento de pandemia no corresponden los aumentos salariales”.

Por su parte, para los sena­dores Juan Darío Monges y Fernando Silva Facetti, hay antecedentes judiciales en los que los funcionarios salieron victoriosos a recortes que se hicieron porque en la Cons­titución Nacional se habla de los derechos adquiridos.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar