La crisis política también se evidencia en la mesa directiva del Congreso Nacional y de la Cámara de Senadores. La alianza de cier­tos senadores colorados con senadores del Frente Guasu demuestra la estrategia que se está urdiendo con suma cautela. El miércoles, el pre­sidente del Congreso, Óscar “Cachito” Salomón, demostró su sumisión a Fernando Lugo al cederle su lugar en las ges­tiones de alto nivel.

En la visita del embajador de Rusia, Alexander Pisarev, a la Cámara Alta, los expertos en ceremonial alertaron sobre la foto que se publica desde el Congreso Nacional, en la que se ve a su presidente Óscar “Cachito” Salomón ceder su espacio en el centro de la mesa al líder de la concertación de izquierda Frente Guasu, Fer­nando Lugo. Las fotos elocuen­tes de sumisión denotan una estrategia de instalar la figura de Lugo como nuevo presi­dente del Congreso y tercero en la línea de sucesión. Como se puede apreciar, por proto­colo, el sitio entre las bande­ras corresponde al presidente del Congreso, pero Salomón se hizo a un lado cediendo el lugar al referente de izquierda. Existen versiones sobre arre­glos que estaría propiciando Salomón para ceder la presi­dencia del Senado a Lugo en la próxima renovación de la directiva del Senado en junio próximo.

La intención subyacente sería la de formar un frente “som­mier” que prepare la “cama” a la Asociación Nacional Repu­blicana (ANR) con otros sena­dores colorados alineados con la izquierda. Un primer paso en este proceso es la máxima exposición posible de Lugo en compañía de “Cachito” y su visibilidad en eventos y acuerdos en los que participa el empresario motelero deve­nido a titular del Congreso del Paraguay.

Esta proximidad no es del agrado de senadores referen­tes de partidos tradicionales como el PLRA y la ANR. Los legisladores son contrarios a la alianza entre los seguido­res de “Cachito”, Lilian Sama­niego, Rodolfo Friedmann, Juan Afara y los del Frente Guasu. Claramente, el presi­dente Salomón se adelanta al cambio de la mesa directiva, esto también por la serie de embates y escraches contra su persona por los millonarios aumentos en pleno colapso hospitalario.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar