El presidente del Con­greso Nacional, Óscar “Cachito” Salomón, reconoció que hubo “excesos” en los aumentos salariales a los funcionarios. Destacó que unos G. 8.000 millones, mediante los “recortes” apli­cados, serán destinados a la compra de insumos, medi­camentos y vacunas, o como disponga el Poder Ejecutivo.

“Creo que hemos cometido algunos excesos, nos hemos equivocado, pero felizmente hemos solucionado el incon­veniente de la mejor manera. Son G. 8.000 millones que van para Salud, ya con las licitaciones”, señaló el pre­sidente del Congreso a los medios de prensa.

Mencionó que la prioridad es la compra de las vacunas contra el covid-19 para hacer frente a la pandemia, al igual que la provisión de insumos y medicamentos a los hos­pitales, atendiendo la alta demanda y el aumento sos­tenido de casos de la enfer­medad en el país.

Salomón indicó que las vacu­nas traerán solución y calma a la ciudadanía, pero hasta el momento llegó una escasa cantidad. Destacó que el jui­cio político al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y al vicepresidente, Hugo Velázquez, quedó atrás e insistió en que la prioridad en estos momentos son las cuestiones sanitarias.

“Esperemos que lleguen las vacunas, el Gobierno ha contratado hasta ahora cinco millones de dosis de vacunas. Roguemos para que se hagan gestiones fuertes como para que tengamos antes de Semana Santa, yo pienso positivamente y quiero dar un mensaje espe­ranzador a la ciudadanía”, agregó.

La Cámara de Senadores emitió un comunicado el miércoles, tras duras críti­cas, y anunció que recortará parte de los aumentos sala­riales otorgados a los funcio­narios, en plena crisis sanita­ria a causa de la pandemia del covid-19. La medida no afecta a los trabajadores que perci­ben sueldos bajos.

El entorno del presidente del Congreso, el senador colorado Óscar “Cachito” Salomón, recibió un abul­tado aumento salarial en plena crisis sanitaria por la pandemia del covid- 19. Algunas funcionarias recibieron hasta más de G. 8 millones de incremento de la noche a la mañana, de acuerdo con las denuncias arrimadas. Esto, pese a que se estableció la política de austeridad.

Los aumentos fueron con­cretados a partir del pasado mes de enero. Entre las favo­recidas del parlamentario se encuentran Stella Mari Rojas González, que pasó a percibir de un total de G. 7.540.000 a G. 15.700.000, teniendo como aumento G. 8.160.000; otra beneficiada es María José Florentín, que percibe tam­bién mediante la generosi­dad del legislador un salario de G. 15.700.000, cuando en el mes de diciembre del pasado año percibía por sus funcio­nes la suma de G. 7.540.000, teniendo un aumento tam­bién de G. 8.160.000.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar