Durante una emisión de TVAire, canal 19 de Coronel Oviedo, el obispo de dicha dióce­sis monseñor Juan Bautista Gavilán criticó al obispo de Caacupé, monseñor Ricardo Valenzuela, quien sostuvo una reunión con el vicepresidente Hugo Velázquez y luego llamó a la calma social y a evitar los hechos de violencia.

En círculos políticos se enten­dió como una reacción de Gavilán a consecuencia de su histórica relación de amistad con Fernando Lugo, ex obispo, hoy senador, que es líder de uno de los sectores que llama a las protestas.

Monseñor Ricardo Valenzuela fue criticado por reunirse con el vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.FOTO:GENTILEZA

Gavilán se mostró molesto con Valenzuela indicando que el obispo de Caacupé no representa a la Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP), pese a que otros miembros de la Iglesia como monseñor Edmundo Valenzuela, arzo­bispo de Asunción, también llamaron a evitar hechos de violencia.

Tanto el sector de Lugo, como otros partidos de oposición, solicitan, en el marco de la pro­testa social, la destitución del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el vice­presidente de la República, Hugo Velázquez.

De inmediato, la reacción de monseñor Gavilán se vin­culó en círculos políticos como la consecuencia de su proximidad y amistad con el ex presidente y antes obispo, Fernando Lugo. Varias publi­caciones del tiempo del ejerci­cio de la presidencia de Lugo reflejan tal relación de amis­tad. Incluso el diario Abc Color en su edición del 23 de octubre del 2016 publicó una investi­gación sobre los cuantiosos bienes que ostenta el pre­lado quien reside en Coronel Oviedo, así como préstamos obtenidos del Crédito Agrícola de Habilitación (CAH).

Valenzuela también se reunió con autoridades de la Coman­dancia de la Policía Nacional y posteriormente con miem­bros de la mesa directiva de la Cámara de Senadores donde aseguró que no es momento de impulsar un juicio político y a cambio propuso el diálogo nacional. Así también hizo un llamado a la pacificación de la manifestación que en el primer día, el viernes 5 de marzo, regis­tró varios hechos violentos.

“La situación está muy difí­cil, no queremos que haya más gente que salga herida en esto. La pandemia todavía no pasó, más esta situación de la mani­festación que es el lugar pro­picio para los contagios. Esto se está agravando y a esto se le suma la violencia, tenemos muchas cosas que lamentar. Tenemos que dialogar entre todos para encontrar un camino de solución para aten­der mejor a nuestro pueblo”, sostuvo tras reunirse con los senadores.

Dejanos tu comentario

14H

Prohibir la circulación de dos personas sobre las motos, ¿evitará asaltos de motochorros?

Click para votar