El senador colorado Martín Arévalo presentó ante la Cámara de Senadores un proyecto de declaración en el que insta a las autorida­des sanitarias a renunciar al cargo, por la crisis insta­lada en el sector de la salud pública. Entre estas autori­dades nombra al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, al viceministro de Salud, Julio Rolón, y al director de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera.

El texto presentado cuenta con solo dos artículos claros y concisos; instar a estas auto­ridades a renunciar al cargo. La propuesta fue aprobada por una amplia mayoría por el pleno de la Cámara Alta. Arévalo explicó que el pro­yecto de resolución se da aten­diendo a que no tendrá mayo­res resultados si se presenta un pedido de interpelación contra estas autoridades.

“Evidentemente una inter­pelación que podamos apro­bar y que el presidente (Mario Abdo) haga o no haga correr, eso ya es una facultad que tiene el Presidente, pero sí el Presidente tiene que dejar constancia de una condición firme de cómo es el manejo hoy”, argumentó.

Asimismo, indicó que se llegó a esta situación de cri­sis y saturación del sistema de salud, porque desde un princi­pio durante las compras en el marco de la emergencia sani­taria por el covid-19 se dieron actos de corrupción. “Todo esto es porque desde el princi­pio se cayó en la corrupción, la compra indebida o la indebida corrupción con los elementos. Todo el sistema de adminis­tración cayó en una innecesa­ria burocratización, donde ya no gozaron de la confianza de la población”, sentenció.

Igualmente, refirió que desde el Congreso Nacional dieron todas las herramientas al Gobierno Nacional para que pueda realizar las compras necesarias para el sistema de salud. “El Gobierno no puede de ninguna manera cuestio­narnos al Senado del acom­pañamiento que hemos hecho desde el primer momento de la pandemia. Se ha aprobado un préstamo ampliado de 1.600 millones de dólares, y en todo momento hemos acom­pañado todo lo que nos han pedido”, indicó.

Lamentó además que el pro­pio presidente de la Repú­blica y el ministro de Salud se comprometieron a que el 15 de febrero llegarían al país unas 300 mil vacunas para la inmunización contra el covid-19, “pero eso fue total­mente una mentira e incluso fue una burla la llegada de las 4 mil vacunas de las cua­les 1.900 fueron aplicadas, ni siquiera cubre al personal de blanco”, lamentó.

Ayer y anteayer familia­res de personas infectadas con el virus, quienes están internados en estado grave en el Ineram, denunciaron y exigieron a las autorida­des hacerse cargo de la falta insumos debido a que no cuentan con recursos para que sus allegados puedan sobrevivir.

TITULAR DE SALUD NO DEJARÁ EL CARGO

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, anunció ano­che, durante una conferen­cia de prensa, que no dará un paso al costado pese a que la Cámara de Senado­res, con amplia mayoría, pidió su renuncia. El secretario de Estado dijo que así como el comunicado insta a la renun­cia, y con el mismo respeto que les guarda a los funcio­narios que están haciendo un enorme esfuerzo en esta pandemia, “les digo que no voy a aceptar el pedido de renuncia del Poder Legisla­tivo”, enfatizó.

Asimismo, envió un mensaje al Congreso Nacional, del que sostuvo que hay un desconocimiento sobre la situación. Señaló que el pedido de renuncia se da en una situación donde no hay conocimiento de la problemá­tica arrastrada por Salud por décadas y todos los desafíos, además de ignorar el mercado distorsionado y volátil que se da desde marzo. No obstante, aseguró que respeta la decla­ración del Poder Legislativo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar