El diputado colorado Her­nán Rivas dijo que preocupan todos los hechos de corrup­ción en el que se ve involu­crado el jefe de Gabinete Juan Ernesto Villamayor. Afirmó que debería hacer un análisis profundo y tomar la decisión de dar un paso al costado, para no seguir dañando la imagen del presidente de la República.

Para Rivas, sí hubo tráfico de influencias de parte de Villamayor porque siendo el parte de Gobierno, su estu­dio jurídico toma un caso vinculado al Estado.

Señaló que el jefe de Gabi­nete es el hombre más importante después del presidente de la República, y, por supuesto, va a tener peso para llamar al direc­tor de Aduanas y pedir una “atención especial” al abogado de su bufete.

“Para mí es tráfico de influencias, porque uno de los hombres más impor­tantes, después del presi­dente de la República, es el señor Villamayor, por el cargo de jefe de Gabi­nete. Creo que debió haber rechazado por ética, y suge­rir que acuda a otro estudio jurídico para que se encar­gara de su caso”, comentó.

El legislador, de profesión abogado, considera que lo que hubo fue una falta de ética pro­fesional por parte del estudio jurídico de Villamayor, que debió rechazar atender el caso y sugerir a la firma Censu SA recurrir a otro estudio jurí­dico para que le brindara aten­ción en su litigio con el Estado, a través de Aduanas.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar