Mariángela Guidita Abdala y Giselle Noemí Ferrer, prófugas de la Justicia paraguaya, fueron libera­das ayer por la tarde por las autoridades de Buenos Aires, Argentina, luego de ser detenidas por el ataque a la Embajada paraguaya en el vecino país.

Ambas son requeridas en nuestro país por los actos vandálicos cometidos en el Panteón Nacional de los Héroes.

Las paraguayas ya con­tarían con la protección del Gobierno argentino con la condición del asilo, según trascendió.

Fuentes de la Fiscalía Paraguaya consultadas por La Nación informa­ron que ambas mujeres ya habrían sido benefi­ciadas con la protección del Gobierno Argentino, con la condición de asilo político.

INTERPOL

Por otra parte, la Interpol Paraguay había solicitado la extradición de las para­guaya. Ambas poseen orden de captura en nuestro país por los desmanes causados en el Panteón Nacional de los Héroes, en setiembre del 2020. Eso fue lo manifestado ayer de mañana por el comi­sario Wilberto Sánchez, de la oficina de la Interpol en Paraguay, en conversación con el canal GEN.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar