Grupos de izquierda radicalizados prota­gonizaron un nuevo ataque a las sedes diplomáti­cas paraguayas en la vecina República Argentina. Si bien los incidentes se iniciaron en la mañana del lunes 1 de febrero con ataque al consulado en la Plata, se replicó ayer con un violento ataque casi en simul­táneo a la Embajada en Buenos Aires y los consulados en Posa­das, Córdoba, Rosario, Resis­tencia, La Plata y Salta.

Lo que comenzó como una supuesta manifestación pací­fica, por la muerte de dos ado­lescentes en un enfrenta­miento entre la FTC y el EPP en Concepción ocurrido en setiembre del año pasado, ter­minó con un violentos atrope­llos y agresiones a los agentes de seguridad del vecino país que custodiaban las sedes diplomáticas. Varios policías terminaron heridos, mientras que la totalidad de los efectivos bañados en pinturas y líqui­dos de combustión, arrojados en bombas molotov que no explotaron, según comentó el embajador paraguayo en Argentina, Julio César Vera Cáceres, en comunicación con Universo 970AM.

Al respecto, el embajador explicó que no es la primera vez que se ataca a las sedes diplomá­ticas paraguayas por estos gru­pos de izquierda. Recordó que, desde la muerte de las meno­res en filas del EPP, durante el enfrentamiento armado ocu­rrido el 2 de setiembre del año pasado, estos grupos acusan al Gobierno paraguayo de infan­ticidio, argumentando que se trata de menores de nacio­nalidad argentina. Aunque señaló que para el Gobierno paraguayo existe la alta sospecha de que las meno­res nacieron en el monte en la zona norte del país, pero luego fueron inscriptos como ciudadanas argentinas en la ciudad de Clorinda.

En cuanto a los ataques que se dieron esta semana, el emba­jador Vera Cáceres señaló que fueron manifestaciones bas­tante hostiles. Señaló que la manifestación frente al Con­sulado de La Plata fue protago­nizada en su gran mayoría por ciudadanos bolivianos y algu­nos locales, que se manifesta­ron y causaron varios destro­zos. Luego de eso, anunciaron un ataque sincronizado a varias sedes diplomáticas que se con­cretó ayer con 5 consulados y la Embajada en Buenos Aires.

“El principal objetivo era el ata­que a la Embajada paraguaya, se congregaron aproximada­mente a las 14:30, estimo que más de 800 personas, de varias organizaciones de izquierda que, con su pancarta, tambores y algunos discursos, comenzó el violento ataque, tirando pie­dras de gran tamaño. Muchos policías se salvaron porque Dios es grande, tiraron botellas cargadas de pintura, destruye­ron la fachada de la Embajada, tiraron 2 cocteles molotov que afortunadamente no ardieron, la Policía Federal casi fue sobrepasada porque tiraron las vallas”, precisó.

PLAN ESTRATÉGICO

Por otra parte, el embajador señaló que estos ataques que se están dando en el vecino país obedecen a un plan preestable­cido a nivel regional, aseguró que no es un tema fortuito, pero que afortunadamente en Para­guay no tiene mucho éxito.

“Son actuaciones absolutamente premeditadas, programadas, totalmente consensuadas entre varias organizaciones. Esto obedece a un plan prees­tablecido, no olvidemos que en Chile porque subió el precio del pasaje del subte hubo una reac­ción en cadena, se quemaron varios edificios, se quemaron más de 100 iglesia. Esto no es fortuito, no obedece a lo que se podría llamar la mentalidad de las masas, esto es un plan bien establecido”, comentó.

Legisladores repudian ataque

Tanto senadores como diputados exigen al gobierno argentino brinde la protección y seguridad de las personas y bienes de la embajada y consulados.

Ni bien se dio a conocer el nuevo ataque de vandalismo que sufrieron en simultáneo varias sedes diplomáticas paraguayas en la República de Argentina, legisladores de ambas cámaras del Congreso Nacional expresaron su repu­dio total por la violencia hacia la soberanía paraguaya. Asi­mismo, hicieron un llamado a las autoridades argenti­nas para que brinden la pro­tección y seguridad tanto a la vida de los funcionarios, como los bienes materiales.

En ese sentido, el líder de la bancada de Honor Colorado, el senador Antonio Barrios, lamentó que se vuelvan a suceder hechos como estos propiciados por la izquierda radical. “Es lamentable que ocurran estas cosas, es la izquierda radical la que rea­liza estos lamentables actos. Que a todas luces es repudia­ble, espero que las autoridades de ese país tomen las medidas correspondientes”, expresó en comunicación con La Nación.

En tanto que su colega el sena­dor Stephan Rasmussen, de Patria Querida, calificó de “una vergüenza y atropello a la soberanía paraguaya” los hechos ocurridos. “Espera­mos respuesta y seguridad por parte del gobierno argentino”.

A su vez, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Lilian Samaniego, expresó a través de su Twitter un enérgico repudio al violento ataque a la Embajada en la Argentina. “Solicitamos a las autorida­des del país instrumentar las medidas de seguridad perti­nentes para resguardar la vida y la propiedad. Estos hechos no pueden seguir sucediendo. Estamos seguros que la nación argentina articulará las medi­das necesarias”, expresó.

Igualmente, el titular de la Comisión Permanente, Raúl Latorre, expresó en sus redes sociales, el repudio enérgico contra el ataque a la sobera­nía nacional en el vecino país. “Los agresores deben ser cas­tigados y las instituciones protegidas por el país que las alberga como dicta la conven­ción de Viena”, sostuvo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar