El actual jefe de Gabinete de la Presidencia de la República, Juan Ernesto Villamayor, estuvo salpicado por numerosos casos de corrupción a lo largo de su carrera política e incluso ya fue procesado por la Justicia por lesión de confianza cuando se desempeñaba como ministro-secretario de la Reforma del Estado. Por ello, no sorprende que su nombre aparezca vinculado a un nuevo escándalo a raíz de la propuesta para un supuesto acuerdo sobre la deuda a la petrolera PDVSA, según la investigación publicada por el Washington Post. Villamayor está salpicado por denuncias de supuestos pedidos de coimas para beneficiar a narcotraficantes y también se lo menciona en un dudoso “arreglo” para evitar la extradición de Darío Messer al Brasil. Aparece en el caso Ivesur, en el que con otros abogados pretendían “repartirse” US$ 1 millón del dinero de los contribuyentes. En el reciente escándalo del caso Texos Oil, que le costó el cargo al ex procurador general de la República Sergio Coscia, el nombre de Juan Ernesto Villamayor ronda de vuelta, ya que Coscia fue integrante de su estudio jurídico y llevaron juntos varios casos contra el Estado. También fue abogado del cuestionado ex gobernador de Guairá Rodolfo Friedmann, imputado por varios hechos punibles al confirmarse su vínculo con una empresa proveedora del almuerzo escolar.

POR JORGE TORRES ROMERO

El diario estadounidense Washington Post se hizo eco de llamativos acuerdos presentados por representantes del presidente Juan Guaidó con el objetivo de recuperar parte de los activos en el exterior de Venezuela, entre los que aparecía la deuda contraída por Petróleos Paraguayos (Petropar) con la petrolera estatal venezolana por unos US$ 269 millones. La propuesta acercada al Gobierno por el pago a la empresa PDVSA incluía una “comisión” de US$ 26 millones a terceros, lo que generó la alarma dentro del propio equipo legal de Guaidó.

VACIAMIENTO DEL BNT

Otra “perla” en la gestión pública de Villamayor se dio en el caso del vaciamiento del hoy extinto Banco Nacional de Trabajadores (BNT), en el que fue vinculado con el mayor fraude bancario del país, estimado en unos 125 millones de dólares de la época (1993-96).

En efecto, según publicó el diario ABC Color, para apoyar su testimonio brindado en el marco de otra causa penal, el ex presidente de Arenas SA Jorge Alberto Robineau entregó documentos de la contabilidad “negra” de la empresa a su cargo en los que consta que tanto un senador como Villamayor y Édgar Cataldi (ya fallecido) percibieron casi 1.000 millones en concepto de coima o protección.

ARREGLO BAJO LA MESA PARA TEXOS OIL

El caso saltó apenas dos semanas después de haberse descubierto otro intento de estafa en la petrolera estatal con un sospechoso acuerdo conciliatorio de carácter extrajudicial para la entrega de US$ 7 millones a favor de la empresa argentina Texos Oil SRL.

El acuerdo en cuestión estipulaba poner n al conicto judicial y concretar “concesiones recíprocas”. Sin embargo, al hacerse público en “La caja negra”, el procurador general, Sergio Coscia, tuvo que renunciar. Precisamente, Coscia llegó al cargo de procurador de la mano de Villamayor, con quien comparte el estudio jurídico y llevaron varios juicios incluso contra el propio Estado paraguayo.

FACTURAS ADULTERADAS DE SU BRAZO DERECHO

Además, como integrante del bufete de abogados de Villamayor, antes de ser procurador, Coscia fue benecia-do con el “criterio de oportunidad” en un proceso por el cual se lo acusó por haber usado facturas adulteradas para obtener la devolución de créditos scales por unos G. 2.700 millones, según publicaciones. En el caso, la scala adjunta de Delitos Económicos Alba Cantero había explicado que Coscia admitió el hecho y que decidieron darle esa salida para recaudar los impuestos de la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET). La solicitud del criterio de oportunidad fue del propio Coscia, quien devolvió G. 260 millones a las arcas de la SET.

ACUSADO POR DENUNCIAS FALSAS

La aparición de Juan Ernesto Villamayor en la escena política se dio tras las primeras elecciones democráticas en 1993 cuando fue electo diputado por el movimiento liderado por el Dr. Luis María Argaña. Luego del Marzo Paraguayo fue denunciado por Ladislaa viuda de Aguilar de haber contratado a su marido Gumercindo Aguilar para brindar declaraciones falsas e involucrar a Lino Oviedo en el atentado contra el entonces vicepresidente Luis María Argaña, ocurrido en marzo de 1999.

IMPUTADO POR LESIÓN DE CONFIANZA

En el 2002, tras haber ocupado el cargo de ministro de la Reforma, fue imputado por lesión de conanza por un sospechoso pago irregular de más de US$ 500 mil en concepto de honorarios de un escribano particular para la Compañía Paraguaya de Comunicaciones (Copaco). En el 2003, fue acusado también por lesión de conanza, por supuesto desvío de más G. 1.700 millones, correspondientes a un préstamo del Banco Mundial que debía ser destinado a la reforma del Estado.

DEMANDAS CONTRA EL ESTADO:CASO HELICÓPTEROS DE FILIZZOLA

Posteriormente, protagonizó sospechosas actuaciones como abogado litigante contra el Estado paraguayo, ya que Villamayor se desempeña también como abogado defensor de los ciudadanos españoles Álvaro Lasso y Guillermo Casado, representantes de la rma Proibérica, acusados en el caso de la compra irregular de cuatro helicópteros para la Policía Nacional, en la que también está acusado el ex ministro del Interior Rafael Filizzola.

En el 2005, Álvaro Lasso, en aquel entonces representante de la rma Grupanor, demandó al Estado por incumplimiento de contrato, y Paraguay perdió la demanda y lo despojaron de más de US$ 2.000.000.

REPARTIJA DE DINERO EN EL CASO IVESUR

Las mismas personas, pero ya en representación de Ivesur, demandaron a la Municipali-dad de Asunción también por incumplimiento de contrato y exigieron la suma de US$ 9 millones, que luego aumentó a US$ 12 millones. En ambos casos fueron representados por Juan Ernesto Villamayor y Sergio Coscia.En su tendal de antecedentes, Villamayor también está en el caso Ivesur, en el que la empresa le ganó una demanda de US$ 3,6 millones a la Municipalidad de Asunción.

En el marco del proceso, según publicaciones de ABC Color, el anterior contralor general de la República, José Enrique García, quien aparece también envuelto en el caso Texos Oil y Petropar, el entonces ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor y el propio Coscia se iban a repartir más de US$ 1 millón de los contribuyentes capitalinos solo en concepto de honorarios.

DENUNCIADO POR LA FISCALÍA DE BRASIL EN PEDIDOS DE COIMAS

Por si fuera poco, ya en su cargo de ministro del Interior del actual gobierno, Villamayor se vio nuevamente envuelto en un caso de corrupción, luego de que la Fiscalía brasileña lo acusara directamente de haber recibido 600.000 dólares del narcotracante Luiz Henrique Boscatto.

El nombre de Villamayor apareció en un informe del Ministerio Público, según el cual hay pruebas de los abogados de Darío Messer de que el jefe de Gabinete habría solicitado US$ 2 millones a cambio de que Messer se entregue y no sea extraditado en caso de ser detenido en Paraguay.

En ese contexto, señala que presuntamente el ex ministro del Interior recibió una fuerte suma de dinero para trabar la extradición de Luiz Enrique Boscatto, quien fue detenido con nes de extradición en el aeropuerto Silvio Pettirossi, pero seguía detenido en la penitenciaría de Tacumbú. “El mismo ministro (Villamayor) habría cobrado US$ 600.000 a Luiz Henrique Boscatto para no extraditarlo a Brasil”, reza textualmente el informe del Ministerio Público brasileño.

INVOLUCRADO EN EL CASO”COMISARÍAS DE ORO”

Otro de los escandalosos casos que salpican a Villamayor tiene que ver con la compra de comisarías móviles que fueron sobrefacturadas durante su paso por la titularidad del Ministerio del Interior. Según publicaciones del diario La Nación, en abril del 2019 se compraron muebles a costos exorbitantes para equipar las tres comisarías adquiridas a G. 493 millones cada una, totalizando una compra de G. 1.479 millones. La compra se concretó cuando Villamayor era ministro. Se adquirieron, por ejemplo, seis mesas para ocina a G. 7 millones cada una, cuando este ítem tenía un costo de G. 435.000.

DEFENDIÓ A RODOLFO FRIEDMANN EN GUAIRÁ

Villamayor fue abogado del senador Rodolfo Friedmann, quien en varias oportunidades lo defendió públicamente ante los sonados casos de corrupción en los que estuvo involucra-do. Incluso llegó a calicar de “refrito” las nuevas denuncias en contra de Friedmann cuando lo vincularon como accionista de una empresa proveedora de almuerzo escolar en Guairá. El actual jefe de Gabinete del gobierno de Mario Abdo represen-tó a Friedmann cuando era gobernador de Guairá y surgió el escándalo de su renuncia. En el 2017 se presentó la nota de renuncia ante la Junta Departamental del departamento, cuando Friedmann se encontraba de luna de miel luego de su casamiento con la ex modelo Marly Figueredo.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar