El Senado aprobó los dos pro­yectos de ley que formaban parte del plan de recupera­ción económica a causa de la pandemia del covid-19. Uno tiene que ver con emisión de deuda para un plan de viviendas sociales, mientras que el segundo está enfocado al eje de protección social. Ahora pasa a Diputados para su estudio.

El proyecto establece la aprobación de una emisión de deuda de unos US$ 47 millones para el Ministe­rio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat para la construc­ción de viviendas sociales en el marco del programa del Fondo Nacional de la Vivienda (Fonavis).

Mientras que para la financia­ción de los programas socia­les se aprobó una nueva deuda de hasta US$ 125.000.00 a través de créditos con orga­nismos internacionales. Del total, US$ 50 millones serán para financiar el Pytyvõ 2.0, unos US$ 8 millones para los programas de Tekoporã, Mi Almuerzo Escolar, Abrazo y para Conectividad.

Así también, del total de esos recursos, US$ 50 millo­nes irán para los fondos del Instituto de Previsión Social (IPS) para financiar los gastos del seguro social en un 80% y para los gastos corrientes un 20%. En el artículo 4º esta­blece que el IPS podrá soli­citar al Banco Nacional de Fomento, o a otras entidades del sistema financiero nacio­nal, la apertura de líneas de crédito, con el objetivo de financiar requerimientos temporales derivados de la disminución de los ingresos por aportes.

Mientras que unos US$ 17 millones irán para las gober­naciones, los mismos serán distribuidos en partes iguales para cada una de ellas. Estos recursos podrán ser utiliza­dos para gastos corrientes hasta el 20% y como mínimo el 80% para gastos de capital, dando preferencia a la indus­tria nacional, a la mano de obra local y a las empresas que se encuentran en el territorio departamental.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar