Desde la Cámara Para­guaya de la Cons­trucción (Capaco) y la Cámara Vial Paraguaya (Cavialpa) urgen al Congreso Nacional concretar los prés­tamos pendientes para el pago de la deuda de 140 millo­nes de dólares que tiene el Estado por las obras viales que se están ejecutando. Los empresarios advirtieron al titular del Poder Legislativo, Óscar Salomón, con quien mantuvieron ayer una reu­nión, que si no se regulariza el pago este mes, todas las obras del Gobierno van a parar, lo que afectará en forma directa a unos 50.000 obreros que quedarán suspendidos.

Al respecto, el presidente de Capaco, José Luis Heiseke, abogó por una mediación legislativa ante el Minis­terio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) para concretar el desem­bolso de los préstamos para el pago de la construcción de las obras viales. “Tene­mos contratos con Obras Públicas, y si a fin de mes no empiezan a desembolsar el dinero, las empresas van a paralizar las obras por las deudas que tienen, ya que no poseen más los recursos para seguir. Esto no es nin­gún cháke o advertencia. Ya hace seis meses que venimos con esta deuda”, advirtió.

En ese sentido, informó que el Estado paraguayo adeuda desde el mes de junio la suma de 140 millo­nes de dólares. “Estamos hablando que 50.000 obre­ros quedarían desemplea­dos, irán a la calle desde el mes de noviembre; se verán afectadas así unas 200.000 personas, contando con sus respectivas familias”, agregó.

No obstante, reconoció que el sector está conforme porque las obras no pararon, y con­tinuaron los trabajos pese a la cuarentena por la pande­mia del covid-19. Pero la rea­lidad actual obliga a honrar los compromisos asumidos. “No le puedo decir al obrero que espere seis meses para cobrar su salario. Ellos tam­bién tienen sus gastos. Llega­mos a un tope límite”, agregó.

NO SE DIO SEGUNDO DESEMBOLSO

Por su parte, Paul Sarubbi, de Cavialpa, comentó que el pro­blema se dio porque no salió el segundo desembolso del cré­dito del BID, previsto para el segundo semestre del año. “Desde mayo y junio ya comen­zamos a sentir atrasos en el pago. El crédito ya se aprobó el año pasado y solo queremos que se haga el desembolso”, insistió.

Asimismo, indicó que las obras no quedaron parali­zadas durante la cuaren­tena que lleva 7 meses, solo a pedido del Poder Ejecu­tivo. Sin embargo, ya no pue­den continuar, teniendo en cuenta que existen muchas deudas que pagar.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar