Los abogados Rodrigo Yódice y César Coll, defensores de la directora de Abc Color Natalia Zuccolillo y el periodista Juan Carlos Lezcano, quienes fueron querellados por difamación por la ex viceministra de Tributación Marta González, presentaron un incidente de nulidad absoluta contra lo actuado por el juez de Sentencia Elio Ovelar, quien dispuso la autorización para que la prensa pueda acceder a filmar y difundir públicamente el juicio oral y público de la propietaria de medios y de su periodista.

El juez Ovelar fundó su decisión de transparentar el proceso en la necesidad de garantizar a las partes la publicidad que manda la ley, específicamente en el artículo 368 del Código Procesal Penal, que dispone que el juicio será público.

La defensa de los querellados argumentó su oposición, señalando que más allá de la publicidad del juicio, lo que la querella y el magistrado pretenden es que el juzgamiento sea una suerte de espectáculo, y que el debate se convierta en una suerte de entretenimiento.

El abogado querellante Jacinto Santa María cuestionó duramente la presentación de los representantes de Abc, señalando que “es absolutamente insólito que sea precisamente la directora de un grupo de comunicación, y vicepresidenta regional de Libertad de Prensa e Información de la Sociedad Interamericana de Prensa quien haya incurrido en la escandalosa actitud de accionar judicialmente para impedir el trabajo de la prensa, buscando cerrar la posibilidad de que los medios accedan, filmen y difundan públicamente el desarrollo de un juicio, que por imperio de la propia ley procesal debe ser oral y público”, señaló.

Agregó que “curiosamente, cuando nosotros hemos acudido a la Justicia, no para impedir publicaciones, sino con posterioridad a la demostración de la falsedad de las mismas, fuimos objeto de agresivos pronunciamientos de entidades internacionales que, a pedido de Abc, nos acusaron de atentar contra las libertades de prensa y de expresión, y hasta de poner en peligro la democracia. Inclusive, el Paraguay fue escrachado a nivel continental por permitir la utilización de la Justicia supuestamente para intimidar y perseguir a un medio de prensa”.

“Me gustaría saber qué van a decir ahora la Sociedad Interamericana de Prensa, y el conglomerado de medios Voces del Sur, que fueron tan duros con nosotros; cómo reaccionarán ante este verdadero y vergonzoso ataque contra el acceso a la información y la libertad de prensa, protagonizado por sus amigos de Abc Color; y con qué autoridad los responsables de este diario van a invocar en adelante el respeto a dicha libertad, contra la cual ellos mismos arremeten sin pudor cuando les conviene”, concluyó Santa María.

Dejanos tu comentario

10H

¿Los senadores deben votar por la destitución de Rodolfo Friedmann?

Click para votar