El accionista de la firma Imedic SA Justo Ferreira y su hija Patricia Ferreira seguirán imputados por contrabando, producción de documentos no auténticos y asociación criminal tras la fallida compra de insumos médicos para el Ministerio de Salud Pública en el marco de la pandemia por el covid-19. Así resolvió el juez de Delitos Económicos Humberto Otazú al rechazar el incidente de nulidad del acta de imputación promovida por la defensa del clan Ferreira.

El magistrado fundó su fallo señalando que “el Ministerio Público ha identificado al procesado Justo Rubén Ferreira Servín, pues se ha consignado sus datos personales, detallando sucintamente los hechos que se les imputan sobre la base de algunos elementos de sospecha e indicado el tiempo estimado para formular requerimiento conclusivo, por lo que no se ha vulnerado ningún principio al derecho de la defensa teniendo en cuenta que la Fiscalía lo hizo dentro de sus atribuciones, de sus deberes conforme a lo que establece la ley”, señala parte de la resolución del juez Otazú. El mismo argumento se tuvo en cuenta para Patricia Ferreira, hija de Justo.

También, el referido magistrado rechazó varias reposiciones que presentaron padre e hija, por lo que el expediente deberá subir al Tribunal de Apelación que tendrá que analizar las chicanas planteadas por la defensa de los Ferreira.

OTROS PROCESADOS

Asimismo, en el presente caso están procesados por el mismo delito que el clan Ferreira, Guillermo Molina, Gustavo Acosta, Mario Olmedo, Carlos Gamarra y Lauri Pohl. Para todos ellos se solicitó la prisión preventiva.

NO ORDENÓ DETENCIÓN

El fiscal de la Unidad de Delitos Económicos, Osmar Legal, quien imputó al accionista de la firma Imedic SA, Justo Ferreira, y a las demás personas, presuntamente habría violado el artículo 240 del Código Procesal Penal, que habla sobre la detención y los requisitos para que la autoridad competente pueda ordenar la detención de un imputado.

La omisión de solicitar que sean buscados y detenidos por parte del fiscal Legal contra los imputados posibilitó que los abogados de los Ferreira puedan presentar varias chicanas y evitar someterse a la Justicia. Aparentemente, este hecho pareciera ser ideado por el propio Legal, en vista a que tendría nexos de amistad con un abogado que asesora externamente al clan Ferreira.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar