CIUDAD DEL ESTE. GUSTAVO GALEANO, CORRESPONSAL.

Tres camiones de gran porte repletos de cemento proveniente del Brasil fueron incautados el pasado viernes en la ciudad de Salto del Guairá. El proce­dimiento estuvo a cargo del agente fiscal antinarcótico Vicente Rodríguez y poste­riormente remitió el caso y los cargamentos hasta la uni­dad especializada en anticon­trabando, con el fiscal Julio Paredes, que tiene su base en Ciudad del Este.

Según expresiones del agente Rodríguez, su procedimiento inició gracias a unos datos que una fuente fidedigna acercó hasta su unidad, por lo que procedieron a resguardar el punto donde se acercarían los cargamentos, una esta­ción de servicios de la ciudad donde llegó con su comitiva a bordo del móvil del Ministe­rio Público y efectivamente se concretó la incautación un momento después tras la lle­gada de los objetivos.

Concejal departamental Víctor Hugo Ortigoza.

Los camiones individuali­zados por la Fiscalía son un rodado de la marca Scania color blanco con matrícula CDO 747 con una carreta de marca Rondon que conte­nía 600 bolsas de cemento de la marca Scn. El segundo rodado es un tracto camión de la marca Scania color blanco, matrícula AAV 705, con un semirremolque modelo 3 ejes, que también transportaba 660 bolsas de cemento, y el tercer camión también de la marca Scania color rojo con número de matrícula DAJ 513, que según datos del Departamento de Automotores figura a nom­bre del concejal municipal de Villarrica Óscar Rubén Mar­tínez Melgarejo. Este último rodado contenía la mayor carga de cemento ilegal, tota­lizando entre los 3 cargamen­tos unas 2 mil bolsas que tota­lizan aproximadamente 100 mil kilos.

“Cuando nosotros llegamos hasta la estación de servi­cios, uno de los camiones ya estaba estacionado allí y tene­mos entendido que cuando el chofer se dio cuenta de nues­tra presencia se dio a la fuga. Sin embargo, minutos des­pués llegaron los otros dos cargamentos que también incautamos, pero recalco, el conductor del primero des­apareció”, afirmó el fiscal al tiempo de señalar que uno de los responsables de la carga mencionó que una parte de los cementos era para la dis­tribuidora San Ramón de la ciudad de Villarrica.

Atendiendo la situación, el Grupo Nación indagó sobre quién podría ser el propieta­rio del resto del cargamento. Según nuestra fuente, el dueño de la distribuidora San Ramón es el señor Alci­des Gallardo, cuya cone­xión comercial en el ramo construcción es el concejal colorado Víctor Hugo Orti­goza (Añetete), quien tam­bién figura como propietario de varios negocios, como la empresa transportadora de nombre Carlitos y Viviana, VHO Constructora y Venta de Materiales. Los datos reve­lan que el edil de Añetete sería propietario de una parte de las 100 toneladas de cemento incautado durante el proce­dimiento.

Las pesquisas arrojaron como propietario de uno de los camiones al concejal municipal (Colorado Añe­tete) Óscar Rubén Martínez Melgarejo, más conocido como “Pirulo”, y político muy cercano al cuestionado sena­dor Rodolfo Friedmann. Juz­gando los datos de nuestra fuente, el edil Melgarejo es un mago en el contrabando de azúcar para la región y su conexión con el cargamento ilegal de cemento que sal­pica a su entorno político está documentado en este material.

DOS CONDUCTORES IMPUTADOS POR CONTRABANDO

Por su parte, el agente fis­cal Julio Paredes mencionó que los conductores Alexan­dro González Vázquez y Juan Argüello Cubilla se abstuvie­ron de declarar; sin embargo, fueron imputados y se soli­citó la prisión preventiva para ambos. El secretario fiscal dijo que esta semana será crucial para conocer los pormenores de la investiga­ción que también involucra a varias dependencias de la Policía Nacional y de la pro­pia Aduana. Los cargamen­tos siguen en Salto del Guairá.­

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar