Guillermo Duarte Cacavelos, abogado de Marly Figueredo, esposa de Rodolfo Friedmann, imputada por lavado de dinero, presentó un recurso de reposición y apelación en subsidio contra la imputación de su defendida, acción evidentemente dilatoria.

A 24 horas de presentarse ante la Justicia, por su impu­tación de lavado de dinero en carácter de autora, Marly Figueredo, esposa del sena­dor Rodolfo Friedmann, a través de su abogado Gui­llermo Duarte Cacavelos, presentó ante el juzgado un recurso de reposición y ape­lación en subsidio con lo que intenta zafar la audiencia de imposición de medidas pre­vista para esta mañana.

Cacavelos ataca la imputa­ción que pesa sobre su defen­dida, ya que supuestamente no sabía de dónde provenía la plata con la cual compró su marido la camioneta que está a su nombre.

Con esto, nuevamente el mencionado abogado pre­tende embarrar el proceso, como lo hizo con otros casos, como por ejemplo el caso de los helicópteros, siendo abogado de Rafael Filiz­zola, promoviendo recur­sos totalmente dilatorios a favor de sus clientes.

Marly fue imputada por lavado de dinero ya que estaba en total conocimiento que la camioneta Mercedes Benz que su marido Rodolfo Fried­mann había adquirido para ella, el 26 de diciembre del 2016, como regalo de cum­pleaños, la había adquirido con dinero de la empresa Eventos y Servicios SA, que en ese tiempo proveía almuerzo escolar para la Gobernación de Guairá, siendo Friedmann gobernador.

La camioneta Mercedes Benz ya fue secuestrada y se encuentra a cargo del Minis­terio Público para su corres­pondiente resguardo mien­tras dure el proceso judicial.

En esta causa se había inhibido el juez original José Agustín Delmás, sin embargo, dicha inhibición lo había impugnado el magis­trado Humberto Otazú y ahora es el Tribunal de Ape­laciones el que deberá deci­dir quién queda al frente de la investigación.

Dejanos tu comentario

15H

La Ley de Informconf aprobada ayer ¿ayudará de alguna manera a reducir el desempleo?

Click para votar