El presidente de la Aso­ciación Rural del Para­guay (ARP), Dr. Pedro Galli Romañach, expresó su repudio hacia los hechos de violencia que se registraron entre campesinos y ganaderos en la zona de Colonia Barbero, San Pedro, que arrojaron una víctima fatal y un herido de gravedad. Piden respuestas al Estado ante la problemática.

“Lamentamos estos hechos y repudiamos el uso de la vio­lencia. Instamos a las autori­dades e instituciones públicas a que cumplan con su rol para poner bajo la justicia a los res­ponsables”.

Pedro Galli Romañach.

“Estamos haciendo el segui­miento de estos hechos lamen­tables y recabando más datos de lo acontecido. Ya teníamos antecedentes de problemas en ese lugar con eventuales ame­nazas de invasión de tierra, entre otras cuestiones”, sos­tuvo el titular.

El enfrentamiento, apa­rentemente por tierras, se registró ayer en horas de la mañana en una propiedad ubicada en la Colonia Bar­bero, San Pedro.

“Tristemente se ha registrado la pérdida de un ser humano y otro está gravemente herido. Había personas extrañas en la zona que se colocaban en la entrada de la propiedad ame­nazando con que iban a que­mar maquinarias e incluso invadir el lugar. Incluso, nos comentaron que anterior­mente ya hubo disparos”, indicó.

Acotó que, en la zona men­cionada, la mayoría de las tierras son lugares ocupados por personas que no tienen títulos. “Es un sitio de cons­tantes conflictos, pero hay gente que está asentada hace muchos años trabajando en agricultura mecanizada y ganadería, pero con la caren­cia de los títulos es situación de riesgo siempre”.

Reiteró: “Pedimos que las instituciones del Estado estén presentes en esta zona, que se actúe con firmeza. Las autoridades y encargados de la seguridad, tanto física como jurídica, deben actuar. La Fiscalía debe trabajar y que estos casos no queden impunes. Se debe tratar de evitar este tipo de accio­nes. Se necesita la presen­cia permanente de todas las instituciones del Estado. Instamos a todos los líderes sociales a que traten de gene­rar conciencia en su pobla­ción de que la violencia no es el camino para progresar”.

Nuevamente, el constante conflicto de tierras habría sido el factor desencadenante de este enfrentamiento. Medios de comunicación de la zona mencionan que los productores se acercaron a campesinos que se encuen­tran instalados en la zona invadiendo los predios. Los productores relataron que se apersonaron para dialogar, pero que fueron automática­mente repelidos a balazos por parte de los campesinos.

INTERESES POLÍTICOS

Productores nucleados en la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y la Unión de Gremios de la Producción (UGP) sentaron postura sobre los hechos acontecidos y lo atribuyen a intereses políticos. “Rechazamos la violencia con la que un grupo de personas busca posicionarse políticamente en un año electoral, violentando la propiedad privada, quemando cultivos, maquinarias e instala­ciones, enfrentando a compatriotas hasta causarles la muerte, llegando al punto máximo de la confrontación y la intolerancia, poniendo en riesgo la paz de la República”, reza parte del escrito.

Instan al Gobierno a mantener el Estado de derecho y a forjar una política de seguridad pública a fin de que todos los paraguayos tengan la tranquilidad de invertir en su propiedad y que sus dere­chos sean respetados como propietarios, además de contar con seguridad física y jurídica.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar