El grupo empresarial Cusabo, a través de una solicitada en los diferentes medios de comu­nicación, denunció pública­mente que continúa el esquema de coacción sobre la Justicia a través de algunos integrantes del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM). El refe­rente caso se da en el juicio caratulado “Cusabo Limited y otros c/ Asociación del Espí­ritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial s/ cumplimiento de contrato y obligación de hacer escritura pública”.

De acuerdo con el comu­nicado, se menciona que “hoy sigue activo el mismo esquema perverso que intenta manipular al Jurado de Enjui­ciamiento de Magistrados (JEM) para coaccionar a la Justicia, direccionar investi­gaciones fiscales y torcer sen­tencias judiciales de la mano de personas ya denunciadas e individualizadas en las men­cionadas grabaciones, incluso en los mismos procesos vin­culados a aquellos audios”.

También agrega que “lla­mativamente, días atrás un miembro del JEM (Dipu­tado Eusebio Alvarenga) uti­lizó en su acusación formal a una jueza de primera ins­tancia, que falló (ajustada a estricto derecho) a favor del Grupo Cusabo, los mis­mos argumentos de los abo­gados del Estudio Jurídico Almada Royg & Caballero, solo que ahora las caras visi­bles dejaron de ser los titu­lares y fueron reemplazados por Osvaldo Bittar y Lorena Dolsa, entre otros”, menciona el comunicado.

ACTOS INMORALES

Toda la documentación y la cronología de los hechos del caso Moon-Cusabo están dis­ponibles al público en www.casomoonparaguay.com, en donde se encuentran los documentos en los cuales los señores Jacob Thiessen Rei­ner (presidente) y Agustín Peña Díaz (director general) reconocen la existencia de la deuda contraída por la Aso­ciación Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial (AES), más conocida como secta Moon.

Igualmente refiere en la soli­citada que “Desde el 2015, estos miembros de la Asocia­ción Espíritu Santo recurrie­ron a actos inmorales, abe­rrantes e ilícitos para obtener imputaciones ilegales funda­das en falsas denuncias con­tra miembros del grupo, con el claro objetivo de amedrentar y ejercer terrorismo judicial”.

También señalan que “recu­rren a mecanismos de presión que manejan a la perfección: denuncias infundadas, recusa­ciones reiteradas, artículos de prensa manipulados, contando nuevamente con el apoyo de un miembro del JEM (Eusebio Alvarenga) relacionado direc­tamente a la secta Moon, con la clara e ilegal intención de con­dicionar el análisis jurídico del caso por parte de los magistra­dos”, indica la denuncia pública que se realizó a través de solici­tadas en los medios de comu­nicación.

Dejanos tu comentario

6H

¿La decisión de habilitar balnearios fue acertada?

Click para votar