El presidente de la Repú­blica Mario Abdo Benítez, aprovechó la inauguración de tramos del Corredor Vial Bioceánico en la ciudad de Loma Plata, departamento de Boquerón, para mandar un mensaje claro al cumplir su segundo año de mandato presidencial. En tal sentido, sostuvo que él no es un jefe de Estado que se inmiscuye en otros poderes, por eso “no puede mandar a nadie preso”.

Esta declaración la realizó ante la fuerte presión de la opinión pública respecto al ministro de Agricultura y Ganadería, Rodolfo Fried­mann, salpicado por irre­gularidades durante su ges­tión como ex gobernador de Guairá y actualmente frente a una cartera de Estado.

“Acá hay un presidente que ha demostrado que no se involucra, muchos critican porque no me involucro con otro Poder, porque veni­mos de una cultura autori­taria. Por un lado, pedimos democracia y, por el otro, pedimos... Yo no le puedo meter preso a nadie, para eso está la Justicia”, sos­tuvo. Sin embargo, el man­datario olvida que como jefe del Poder Ejecutivo no nece­sita del pronunciamiento de la Justicia para realizar cam­bios en su gabinete, si así lo considere necesario.

Dejanos tu comentario