La Cámara del Cáñamo Industrial del Paraguay (CCIP) emitió un comuni­cado con el fin de aclarar que no existe monopolio alguno del cáñamo de uso industrial, ya que cualquier persona física o jurídica puede acce­der a la autorización siempre que dé íntegro cumplimiento a la legislación pertinente.

Esto con relación a la denun­cia que presentó Juan Carlos Fischer, de la Cámara Para­guaya de Cannabis Industrial (Cannapy), quien manifestó que el Ministerio de Agricul­tura y Ganadería (MAG) dio prioridad a una firma relacio­nada con el clan Ferreira para explotar el cáñamo.

El monopolio a la que se refirió Fischer se daría en la importa­ción de las semillas, su cultivo en un invernadero y comercia­lización a pequeños producto­res de manera exclusiva por la empresa Healthy Grains.

En ese sentido, la CCIP recuerda que el Decreto N° 2725 de fecha 21 de octubre del 2019 dispone que la producción e industrialización controlada del cannabis no psicoactivo (cáñamo) requiere obligato­riamente de una autoriza­ción otorgada por el MAG, en coordinación con la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) y el Ministerio de Industria y Comercio (MIC).

Por su parte, Pablo Moreira aclara que el cargo que ocupa en la Cámara del Cáñamo Industrial del Paraguay (CCIP), es a título particular, y de manera absolutamente ajena a la actividad de director titular de LIBRA PARAGUAY S.A., sociedad dedicada únicamente al rubro farmacéutico.

Esta firma no forma parte de la Cámara del Cáñamo Industrial del Paraguay (CCIP), no posee acciones ni interés alguno en las sociedades que componen la Cámara, ni tampoco ha participado, directa o indirectamente, en procesos de excepción vinculados al COVID-19, habiendo ya formulado suficientes aclaraciones, tanto a la DNCP, al MSPYBS y al IPS, así como a otros medios de prensa, sobre las supuestas vinculaciones con empresas ligadas al “Clan Ferreira”, como se menciona en el medio de prensa.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar