El 7 de febrero pasado saltó el resultado de un sumario admi­nistrativo en la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay SA (Essap), reali­zado por el juez instructor Ariel Blanco y el secreta­rio Manuel Cabello, ambos abogados, contra los funcio­narios Miguel María Reyes Maldonado, administrador saliente de la regional de Caa­cupé; Alicio Giménez Valle­jos, administrador entrante; Émerson Caballero, funcio­nario del departamento de Activos Fijos y Materiales de la gerencia de la mencio­nada regional; y Blas Antonio Azuaga, jefe de Auditoría de Gestión y Auditoría Interna.

Según la denuncia, existió una diferencia de materiales que obran en el sistema de stock e inventario físico en la administración de Caacupé que no fueron encontrados.

Lapidario. El sumario recomienda una denuncia penal.

Que tras las verificaciones realizadas en el predio de la mencionada filial de la aguatera, se constató una diferencia en el inventario, la desaparición de tubos de diferentes características por un valor de 185.738.434 de guaraníes, consta en el documento.

La denuncia se había presen­tado el 5 de noviembre del 2019 por la asesora jurídica Miryam González, que reco­mendaba al propio presi­dente de la Essap, Natalicio Chase, el sumario corres­pondiente a los menciona­dos funcionarios.

El propio Chase designó a los abogados Blanco y Cabello para que haga efec­tivo dicho sumario y de esa manera deslindar respon­sabilidades.

En su informe final (7 de febrero del 2020), el juez instructor Ariel Blanco recomendó al presidente de la Essap, Natalicio Chase, que realice la correspon­diente denuncia penal con­siderando la existencia de un posible daño patrimonial en contra de los intereses de la empresa por el mencionado millonario monto y para de esa manera sancionar penal­mente a los responsables de dicho faltante.

Caso Essap. Informe del sumario administrativo.

Sin embargo, antes que radi­car la denuncia penal, el titular de la Essap nombró como director de Transpa­rencia y Anticorrupción al administrador saliente de la regional de Caacupé, Miguel María Reyes, sospechado por corrupción.

Reyes asumió el cargo de director anticorrupción el 10 de febrero. Cuando se desempeñaba como admi­nistrador de la regional de Caacupé, tenía un sueldo de 6.547.948 guaraníes, más 2.000.000 en gratificación, es decir, que tenía un sala­rio de 8.547.948 guaraníes. Actualmente tiene un salario de 13.493.000, como director de Transparencia y Antico­rrupción.

Llamamos varias veces al titular de la Essap para cono­cer las razones por las cuales obvió la recomendación jurí­dica, pero este no respondió. Así también dejó en visto las consultas que le realizamos a través del Whatsapp.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar