En horas de la tarde del sábado, el intendente de la ciudad de Ñemby, Lucas Lanzoni, realizó un discurso escudándose en un supuesto apoyo de correligio­narios que se aglomeraron en plena pandemia del covid-19.

Si bien durante la alocución del jefe comunal los correli­gionarios respetaron el dis­tanciamiento, una vez culmi­nado el acto la aglomeración no tardó en generarse. En su discurso, Lucas Lanzoni explicó que el evento era necesario ser realizado para “aclarar” lo que el jefe comu­nal enfrenta con relación a su gestión municipal.

“Teníamos que hacer un evento como este ante tan­tos rumores y persecucio­nes que hubo en los últimos días. Estoy agradecido al Partido Liberal por acompa­ñarme en este acto”, mani­festó Lanzoni.

Agregó que no esconde abso­lutamente nada y que pidió a la Contraloría tomar la posta de un control minucioso de su gestión frente al municipio de la ciudad de Ñemby.

DENUNCIA

Semanas atrás, el inten­dente liberal Lucas Lan­zoni fue denunciado por el abogado Pedro Horacio Duarte, representante de la Contraloría Ciudadana de Ñemby, por lesión de con­fianza y asociación crimi­nal, enriquecimiento ilí­cito y otros. “Hablamos de obras fantasma y de contra­tos millonarios vía excep­ción”, expresó en contacto con La Nación.

El documento con 259 hojas se presentó ante la Oficina de Denuncias Penales, sede 1 del Ministerio Público, Fis­calía General del Estado, a cargo de Laura Noemí Galeano. De esta forma, se hace eco de las varias denun­cias de mala utilización de los recursos, así como trans­ferencias a comisiones, dijo.

Por otra parte, respondió a las declaraciones del inten­dente, que asegura que es víctima de persecución polí­tica. “Cuando los hechos, las acciones y las obras no fue­ron realizadas conforme a ejecución presupuestaria, no es ninguna persecución política. Eso lo hace él mismo en el sentido de no realizar las obras y cobrar por ellas y enri­quecerse a costa de la necesi­dad del pueblo”, sostuvo.

ÑEMBY SE MOVILIZA EN SU CONTRA

Por su parte, la Comisión Ciudadana de Ñemby orga­nizó también el fin de semana una multitudinaria caravana en la ciudad contra el inten­dente Lucas Lanzoni, quien fue denunciado por lesión de confianza y enriquecimiento ilícito. Este tipo de medidas de fuerza se realizan perió­dicamente en los alrededores de la intendencia para repu­diar el balance de su gestión, donde figuran eventos que costaron la exorbitante suma de G. 1.400 millones.

El vocero de la comisión, Antonio Picco, criticó que la Intendencia aprobó un balance en el que los gastos corrientes superan más del 72% de los ingresos. Además, celebró que “cada día más ciu­dadanos comunes se sumen a la lucha, somos la voz de esas personas que no pueden estar con nosotros”, indicó.

Además, al sobrecosto de las obras inconclusas que recién ahora están reactivándose, se suma la falta de justificación de las inversiones denuncia­das desde hace meses por parte de esta comisión. Tam­bién en la Junta Municipal, el concejal Jorge Ojeda exigió informes al intendente sobre gastos realizados a través de una comisión especial creada para organizar eventos en la ciudad, que desembolsó los G. 1.400.000.000.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar