El senador liberal Fernando Silva Facetti sostuvo ayer que al presidente del Partido Liberal Radical Auténtico, Efraín Alegre, lo están imputando “apenas con la puntita del iceberg”; es decir, con la factura más pequeña de los miles de millones en facturación por compras de combustibles que fueron encontradas.

Alegre está imputado por el caso de la factura emitida por valor de G. 98 millones en compra de combustibles, denunciado por el empresario Silvio Concepción Martínez Mendoza. El denunciante comprobó que en julio del 2018 fue emitida a nombre de Arnaldo David Martínez por G. 100.000, y no por el monto de G. 98 millones ni al PLRA, como Alegre hizo figurar en la rendición de gasto al Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

En ese sentido, el senador Silva Facetti señaló que a partir de la publicación de los documentos respaldatorios de los gastos del subsidio político comenzaron a salir varias facturas en distintas estaciones de servicios en varios puntos del país que aún están en investigación, pero que Alegre no ha sido imputado aún por ello.

Asimismo, el legislador recordó que mucho antes presentó denuncia contra Efraín Alegre, ya en diciembre del 2017, cuando encontraron en informe parcial, facturas por millonaria compra de combustibles, pago de honorarios a abogados por querellas, incluido el pago de 100 mil dólares a Duarte Cacabelo por una querella particular de parte del empresario José Ortiz, utilizando recursos del Estado.

Indicó que esta denuncia la tiene el fiscal Alcides Corveta, que hasta la fecha no hay avance ni imputación. “Desde diciembre del 2017, nunca se hizo nada, más allá de chicanear la defensa de Alegre. Nunca entraron a explicar el gasto, que en ese momento ni si quiera era miembro del Jurado de Enjuiciamiento, es erróneo y solo se dedicaron a chicanear”, explicó.

Así también, señaló que desde el momento que se modificó el Código Electoral, con la inclusión de la Ley de Transparencia, obligó a la Justicia Electoral a publicar los documentos respaldatorios de los gastos. Con la presentación de los documentos por parte del titular del PLRA, en junio del 2018, después de las elecciones presidenciales, comenzaron a revisar las facturas publicadas y encontraron llamativas sumas de compras de combustibles.

“En octubre del 2018 aparecen 4 facturas del mismo día, totalizando 400 millones de guaraníes, en una pequeña estación de servicio que está en Nueva Italia, 6 meses después de las elecciones. Después aparece otra factura por más de 500 millones de guaraníes, que sería una compra de 63.000 litros de combustible, en un solo día en una estación de servicio de Caacupé. Después aparecieron más y más operaciones de compra de combustible, por lo que concluimos que se estaban comprando facturas, para justificar los gastos”, explicó el legislador.

No obstante, remarcó que más grande fue la sorpresa al momento que encontramos facturas falsificadas, porque cuando en enero de este año comenzaron a hacer públicas las facturas, los propietarios de los mismos, como el caso del señor Martínez Mendoza que denunció que nunca había emitido una factura por valor de 98 millones al PLRA, sino solo una factura por valor de G. 100.000. Casos similares comenzaron a salir en varios puntos del país.

Dejanos tu comentario