El Congreso Nacio­nal sancionó ayer dos proyectos finan­cieros solicitados por el Ejecutivo. Por un lado, un préstamo del Banco Inter­nacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por valor de 115 millones de dólares para el Ministerio de Salud Pública y, por el otro, un con­trato de préstamo firmado entre el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y el Banco Inte­ramericano de Desarrollo (BID) por valor de 15 millo­nes de dólares.

Ambos créditos fueron ampliamente debatidos por las respectivas cámaras legislativas. Primeramente, el Senado otorgó media sanción durante la sesión extraordinaria del martes último. Inmediatamente ayer, la Cámara de Diputa­dos acompañó en el mismo sentido, otorgando así la sanción correspondiente a ambos créditos presentados por el Ejecutivo. El debate se centró sobre la importan­cia de aprobar los préstamos en este momento que existe una crisis por una pandemia.

Al respecto, el senador Sil­vio Ovelar, presidente de la comisión de Hacienda y Pre­supuesto, defendió el cré­dito del Ministerio de Salud Pública señalando que tiene como objetivo fortalecer las microrredes de atención a la salud y la atención prima­ria de la salud de calidad, conocidas como Unidad de Salud Familiar (USF). “Se pretende reorientar y for­talecer la atención prima­ria de la salud. También se busca construir nuevas unidades de salud, conver­sión de puestos de salud, en los departamentos de Cen­tral, Paraguarí, Cordillera y Amambay. Además, capa­citar al personal de salud”, explicó el legislador.

MONGES: NO A RENCILLAS

El senador Juan Darío Mon­ges, de la bancada de Honor Colorado, destacó que los senadores se despojaron de sus camisetas partidarias e ideológicas y se vistieron de la albirroja “priorizando el interés superior de la nación, que es velar por la salud de la gente que está en riesgo”, acotó. Se refirió al estudio del proyecto de ley de emer­gencia ante la pandemia del COVID-19.

Destacó que el Senado se ha puesto a la altura de la demanda del Ejecutivo, atendiendo la crisis en salud. Indicó que la mejor forma de contener esta emergencia es otorgando los recursos al Ejecutivo, además de que la gente no salga de sus casas. “Esta ley es impostergable y urge que sea promulgada, cualquier modificación de Diputados hará que esto se postergue innecesaria­mente”, sostuvo.

RECHAZAN PROYECTO DE “VAPEADOR”

El Senado rechazó por mayoría el proyecto de ley que pretende regular actividades relacionadas al tabaco y establece medi­das sanitarias y de protección a la población contra los nuevos medios tecnológicos (vapeadores) por el uso de la nicotina. El proyecto de ley fue devuelto a Diputados, donde deberá ratifi­carse en su sanción original.

Los senadores argumentaron que debido a la situación de emergencia del coronavirus y la crisis económica que está generando no es momento para que el pro­yecto sea debatido. Esta iniciativa prohíbe el consumo y comer­cialización a menores de edad. Restringe la acción de vapear en establecimientos educativos, independientemente de que sean espacios abiertos o cerrados. Así como en lugares cerrados o haya mucha aglomeración de gente.