La pensión consistente en G. 1.500.000 men­suales otorgada al ex jugador Julio César Romero (Romerito) por parte de la Cámara de Diputados ori­ginó generalizadas reac­ciones en contra, teniendo en cuenta que el mencio­nado ex astro paraguayo no padece ninguna enferme­dad grave ni tampoco sufre algún impedimento físico que merezca esa asistencia.

El diputado Walter Harms, autor del proyecto de pen­sión graciable, indicó que acercó la propuesta porque le tiene lástima a Romerito por las condiciones actuales en que se encuentra. Dijo que el ex integrante de la selec­ción paraguaya merece esa colaboración por su talento y aporte al deporte.

El beneficiado defendió la concesión de los legislado­res y aseguró que no tiene que brindar explicacio­nes a nadie. ¿Por qué voy a renunciar si es un reconoci­miento?”, respondió ante la lluvia de cuestionamientos en las redes sociales.

La Cámara de Senadores, por su lado, aprobó subir a 5 millones de guaraníes la pensión de 2.200.000 gua­raníes que el Congreso había destinado al humorista Car­litos Vera. El imitador de 70 años de edad padece la enfermedad de Parkinson y según sus familiares el tra­tamiento es muy costoso.