El presidente Mario Abdo Benítez, mediante el Decreto Nº 2.494, nombró ayer al comisario general inspector Francisco Resquín Chamo­rro como comandante inte­rino de la Policía Nacional, en reemplazo del comisario gene­ral Walter Vázquez, destituido tras la liberación de Jorge Teó­filo Samudio González, alias Samura, y la muerte del jefe policial Félix Ferrari Yudis.

El nuevo titular interino de la Policía Nacional, comisario Francisco Resquín Chamorro, se desempeñó como jefe y sub­jefe del Departamento de Anti­secuestro durante la gestión de Rafael Filizzola como minis­tro del Interior (2008-2011). Resquín era considerado como “hijo mimado” de Rafael Filiz­zola. Pese a la posterior desti­tución de este último, se man­tuvo inamovible en la Policía Nacional, siendo transferido a otras jefaturas.

Resquín en su momento fue considerado como uno de los oficiales que más conoce al EPP. Poste­riormente, fue removido del cargo para presidir la Direc­ción Científica y Técnica de la Policía Nacional. En ese enton­ces, Resquín Chamorro no contaba con la confianza del ministro Federico Acuña ni del comandante de la Policía, Idalino Bianconi, ya que era conocido como “el mimado” del ex ministro Rafael Filiz­zola (PDP).