Familiares del comisario Félix Ferrari Yudis, quien perdió la vida el miércoles durante la balacera registrada en la cos­tanera Norte de Asunción, tras el rescate del supuesto narco­traficante Teófilo Samudio González, alias “Samura”, rechazaron la corona de flores enviada ayer por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y el ministro del Inte­rior, Juan Ernesto Villamayor.

En medio del dolor, la reac­ción de la familia fue arrojar al suelo la corona enviada por Villamayor, luego, ambas coro­nas fueron retiradas del lugar y llevadas hasta una cancha de fútbol, ubicada frente a la resi­dencia donde estaban siendo velados los restos de Ferrari, en la ciudad de Luque. Según manifestaciones de los presen­tes, la familia considera una falta de respeto que ninguna de las autoridades nacionales se hayan apersonado hasta el lugar y solo se limitaron a enviar flores.

“Ahora lo único que traen es una corona de flores, por lo visto es lo que vale la vida de un policía”, manifestó José Aranda, cuñado del comisa­rio fallecido, en entrevista con 800 AM.

Lamentó además que no hayan recibido ningún apoyo por parte de las auto­ridades y cuestionó que en la morgue judicial tampoco se presentaron ni representan­tes del Ministerio del Inte­rior ni de la Comandancia de la Policía.

“La vida de mi cuñado por lo visto vale solo una corona de flores. El Presidente y su ministro del Interior se hubieran acercado a dar la cara. No basta con enviar coronas de flores”, añadió.