La fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, dispuso ayer el traslado de la fiscala Zully Figueredo. La agente cumplía funciones en la Unidad Espe­cializada de Lucha contra el Narcotráfico y tras esta dis­posición formará parte de una unidad ordinaria del Ministe­rio Público.

Esta medida está siendo aplicada tras el ataque tipo comando que sufrió el vehículo penitenciario en el que estaba siendo trasladado el presunto jefe narco Jorge Teófilo Samu­dio González, alias “Samura”, quien regresaba al penal de Emboscada desde el Poder Judicial donde debía desarro­llarse su audiencia prelimi­nar, pero que finalmente no se llevó a cabo por la ausencia de Figueredo. La fiscala avisó veinte minutos antes del hora­rio fijado que no asistiría a la audiencia. “Samura” fue res­catado por sus cómplices.

CELULAR ENTREGADO

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Euge­nio Jiménez, confirmó que un guardiacárcel entregó un celular a “Samura”. Esto se pudo comprobar luego de verificar las imágenes de cir­cuito cerrado del Poder Judi­cial, en el que se puede ver que la entrega del aparato se dio mientras el supuesto crimi­nal se encontraba en el puesto donde se realizan los controles.