Llamativas ausencias en la fiesta por el aniversario de los colo’o. Por lo visto la tan mentada “unidad granítica” no es tal. Pasa que el number one sigue tan vacilante y dubitativo a la hora de hacer los cambios para dar el anhelado “golpe de timón” que toda la ciudadanía pide a gritos.

Mientras Marito sigue evaluando a sus ministros, pese a la evidente nula gestión de algunos, la gente sufre las conse­cuencias en las calles. Inseguridad, poco movimiento de dinero, huelgas, marchas y como si nos faltaran problemas, los focos de incendios van en aumento sin que puedan controlarlo.

El Presidente sigue coqueteando con los eternos adversarios de los colorados, quienes incluso estuvieron firmes para hacerle un juicio político hace unas semanas, pero ignora los reclamos de sus aliados naturales, que una vez más aposta­ron por mantenerlo en el cargo.

Las ausencias ayer en la ANR dicen mucho. Hay un sector del partido de gobierno que está viendo el iceberg en frente y está dispuesto a tirarse del barco antes de que se hunda, a no ser que el capitán se percate y dé el giro de salvación.

La que sigue vivita y coleando en el cargo es la ministra “yoga”, quien en vez de dar explicaciones sobre las conclusio­nes de la auditoría del Poder Ejecutivo o la Contraloría General de la República, que por cierto revelan sus chanchu­llos en el ministerio a su cargo, se descarga en redes diciendo que es la estrella de nuestro diario. Así es Carlita, mientras sigan los fatos en tu ministerio, vaaaarias tapas de LN se vendrán. ¡Hasta ahora nadie le quita el trono!

Nicadrón, viejo zorro de la política del pokarê, se avivó y abrió el paraguas ante lo que percibe que se vendrá. Firmó un convenio con la Asociación de Fiscales para que la entidad a su cargo entregue una importante cantidad de dinero gua’u para cursos de capacitación. Claro, quién será el fiscal que se anime a investigarlo con objetividad cuando es el nuevo mecenas de la asociación. ¡Qué notable!

La que anda calladita es la Samudio. Lo que no sabemos si fue por una orden de arriba luego del fiasco de contratar modelos y un avión de las FFAA para un festejo infantil o en realidad está agazapada y en silencio cerrando negocio$. ¡Veremos!

Cuentan que Luis Cardozo, ex RRHH del IPS, está tratando de acomodarse como coordinador de la Dirección de Servicios Administrativos. Suponemos que con los nuevos vientos que soplan con Gubetich, no conseguirá su objetivo para seguir fateando y apretando funcionarios...