“Sueñan con que los policías seamos some­tidos al mando militar; quie­ren revivir los tiempos en que la Policía tenía como jefe a un militar y, por ende, los cargos de mayor relevancia”, declaró ayer el comisario retirado Pru­dencio Burgos, quien explicó además que la propuesta de crear la Guardia Nacional es una idea que nació de oficiales retirados muy antiguos.

Burgos sostuvo que la Poli­cía Nacional es a la que deben darle mayores atribuciones y no a las Fuerzas Armadas. “Hay que trabajar en la ley y dar más facultades a la Policía Nacional para realizar su tra­bajo; esas son las necesidades y no militarizar la seguridad interna”, dijo.

Sin embargo, comentó que los nuevos y actuales oficiales de las Fuerzas Armadas quieren cumplir únicamente con su rol principal, que es resguardar a las autoridades nacionales legítimamente constituidas y la frontera.

Actualmente, las Fuerzas Militares esperan ser fortale­cidas para cumplir su misión, ya que hoy no la puedan cum­plir por carencia de recursos. En la misma situación dijo que se encuentra la Policía Nacio­nal, motivo por el cual “tene­mos deficiencias para brindar las garantías que requiere el ciudadano”, sostuvo en decla­raciones a la radio Universo 970 AM.

CRÍTICA A VILLAMAYOR

Entre los policías retirados que se han movilizado en los últimos días se expresa una dura crítica hacia el minis­tro del Interior, Juan Ernesto Villamayor, a quien sindican como responsable de una serie de movidas que perjudican a las fuerzas policiales. En este orden, el comisario (SR) Pru­dencio Burgos acotó también que por orden del ministro del Interior se ha manoseado el programa de estudios del curso de formación de subo­ficiales de Policía, acortando a un año su período de forma­ción, presentando –dijo– esta maniobra como una supuesta forma para acelerar la presen­cia de mas policías en las calles.

Sin embargo –sostiene Bur­gos– es un riesgo poner en las calles a suboficiales de policía sin suficiente instrucción y formación, agregando que es como poner a estudiantes del 4º año de medicina a ejercer la profesión de médicos en los hospitales. Burgos sostuvo que estas iniciativas también pro­vocan un gran malestar en la familia policial que se siente avasallada.

SEPA MÁS

Abdo sorprendió portando arma

Abdo llegó armado a verificar los trabajos para sofocar el incendio en el Chaco.FOTO: GENTILEZA
Abdo llegó armado a verificar los trabajos para sofocar el incendio en el Chaco.FOTO: GENTILEZA

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, llamó la atención en la noche del domingo pasado luego de que se divulgara un video en el que se lo ve descendiendo de un avión y saludando a unos mili­tares en la zona de Mariscal Estigarribia, Chaco paraguayo, portando un arma de fuego en la cintura.

El jefe de Estado fue a verificar los incendios y las tareas llevadas a cabo en la zona por diferentes equipos de mitigación. Se sabe que el mandatario está autorizado a portar armas como coman­dante en jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación.

No obs­tante, lo llamativo de esta situa­ción es que se da en una coyun­tura de difícil acción que ponga en peligro la vida del manda­tario, más aún cuando cuenta todo el tiempo con custodios entrenados del Regimiento Escolta Presidencial y de efec­tivos de la Policía.

Es la primera vez que se da en democracia. Ocurre justo cuando hay un fuerte debate sobre si es con­veniente autorizar a militares para que ayuden a la Policía en el combate a la inseguridad.