El politólogo y director de Proyectos de la organización Semillas para la Democracia, Guzmán Ibarra, hizo un aná­lisis del primer año de gestión del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y sostuvo que el mandatario sufrió un gran desgaste en el primer tramo de gobierno. Asimismo, indicó que este hecho se tra­duce en el aumento de su ima­gen negativa que trepó a más del 70%, comparable con la de los presidentes que están cul­minando su mandato.

“No ha sido un año fácil, en general, si vemos la historia de los últimos cuatro o cinco pre­sidentes de la transición. En promedio, los mismos pierden la imagen positiva en un 20% en el primer año. En el caso de Marito es especial porque si bien no perdió mucho, la ima­gen positiva se mantiene muy baja, cerca del 30%; su imagen negativa aumentó en casi el 72%”, sostuvo el politólogo en entrevista para el canal GEN y Radio Universo.

Ibarra indicó que esta imagen negativa con la que cuenta el jefe de Estado es igual a un pre­sidente que está terminando su mandato. “Él (Abdo) tiene la imagen negativa igual que los presidentes que están ter­minando su mandato. Enton­ces, ese es un dato objetivo de la realidad que expresa un poco la valoración que tiene la ciu­dadanía de los actores políticos en su desempeño”, mencionó.

Por otro lado, indicó que su imagen positiva es la peor en comparación con la de los últi­mos 5 presidentes de la Repú­blica, estando apenas por sobre la de Raúl Cubas Grau, quien estuvo apenas durante poco más de 7 meses en el poder (del 15 de agosto de 1998 al 28 de marzo de 1999).

Desde el punto de vista de la percepción ciudadana, la situación es sumamente com­pleja y eso va en paralelo a la crisis política actual –afirmó el politólogo–, esto conside­rando que en diciembre el jefe de Estado tenía un 40% de imagen negativa, la cual fue aumentando hasta llegar al 70% con el contexto actual (la crisis por la firma del acta bilateral y la amenaza de jui­cio político).