El arzobispo de Asun­ción, monseñor Edmundo Valenzuela, fue escrachado por la Comi­sión Escrache Ciudadano en la vía pública luego de finalizar la misa en conmemoración de la fundación de la ciudad. Como consecuencia, fueron demo­rados por la Policía Nacional dos de los integrantes.

Los manifestantes criticaron la tibieza con la que la Iglesia Cató­lica actúa ante la crisis política desatada luego de la firma del acta secreta con el Brasil, por eso aprovecharon para exigir al religioso una postura firme.

La comitiva de la Iglesia iba camino al obispado cuando el grupo de ciudadanos, con carteles y banderas, exigía el juicio político al presidente Mario Abdo Benítez. En un video divulgado se escucha decir: “¿Por qué no le escucha al pueblo? ¿Por qué sí le escu­cha a los bandidos? Iglesia cómplice, representan gua’u al pueblo, pero son cómplices de corruptos”.

Los aprehendidos fueron Cándido Brizuela y Fabián Chiavo, según María Esther Roa, coordinadora de la comi­sión, explicó a la radio 1000 AM. Ambos fueron liberados luego de estar aprehendidos en la Agrupación Especiali­zada por perturbación a la paz pública e incitación a cometer hechos punibles.