Todos los referentes del Gobierno, desde el number one hasta el último dirigente de seccional, asumen como defensa que no hubo una estrategia de comunicación para justificar la firma del acta bilateral.

Sin embargo, el rostro visible de esa área, Alecito Peralta Vierci, sigue vivito y coleando en el cargo como si nada hubiera pasado. Por dignidad y como favor a su compañero de colegio ya tendría que haber presentado renuncia al cargo.

Con esto evidencia que no le es fácil desprenderse del proyecto de Agenda Digital de US$ 130 millones y que hasta ahora nunca pudieron despejar las dudas y cuestionamientos que pesan sobre el ambicioso proyecto.

Al parecer, en lo único que el “sobrinazo” está concentrado es en esto; mientras tanto, el Gobierno de la gente hace aguas por todas partes.

La Miau Florida bajó los decibeles con el tema del juicio político. Por lo visto, sus aliados, que forman parte del Gobierno, le pidieron que cierre el pico porque de lo contrario se quedarían sin el zoquete. Es que hay que seguir pagando la cuota partidaria para que Raficóptero viaje por el mundo.

Había sido que el “patriota” Peíto Ferreira no contó toda la historia de los mensajes de su WhatsApp con el Vice. Los fiscales contaron que el dos del Ejecutivo arrimó nuevos mensajes que el novel prócer del Paraguay los había mantenido ocultos para imponer solo su verdad. ¡Mirá vos!

Si bien gracias a la “honestidad” de Ferreira nos enteramos de los detalles del acta bilateral, sería bueno también conocer toda la historia para saber qué hay detrás y del porqué decidió hablar dos meses después de la firma del acuerdo que tanto cuestionó. Parece que hubo promesas o arreglos incumplidos.

A “Chuky” Durand parece importarle un bledo las denuncias en su contra. Hasta ahora no construyó una sola piecita con proyecto propio y se pasa ubicando a amigos, parientes y vecinos de los directores de la institución a su cargo. Arrancó luego ubicando como secretaria a la hermana de Marly y de ahí no paró. ¡Cómo se le extraña a la Sole y su equipo!

Al que más le conviene todo este sarambi político es a Miguelito Cuevas. Calladito y agazapado el hombre hasta ahora se está salvando del desafuero.

Todos los sondeos de opinión son lapidarios en el primer año de gestión del gobierno de la gente. Una abrumadora mayoría opina que el líder de Añetete se aplazó de punta a punta. En promedio, el 70% de la población desaprueba su trabajo, calificándolo de “muy malo”.