El apoderado de la Asociación Nacional Republicana (ANR) Eduardo González mani­festó ayer que el gobierno de Mario Abdo no está tomando con seriedad la crisis política y que los referentes del Par­tido Democrático Progresista (PDP) deben renunciar a su cargos si piden el juicio polí­tico a los representantes del Poder Ejecutivo.

“El PDP saca un comuni­cado sabiendo que no habían números para el juicio polí­tico. Si no tenían esa postura de no acompañar al Gobierno, tendrían que decirles a sus referentes, que ocupan car­gos importantes, que den el paso al costado”, dijo el apo­derado en comunicación con la 970 AM.

Eduardo González.
Eduardo González.

Los referentes del PDP, lide­rados por Rafael Filizzola y Desirée Masi, lograron aco­modarse en el gobierno de Mario Abdo. Se trata de José Casañas Levi, actual director de Anticorrupción del Minis­terio de Educación; Emilio Fuster, ex fiscal y actual coor­dinador ejecutivo de la Uni­dad Interinstitucional para la Prevención, Combate y Represión del Contrabando (UIC), y Carlos Arregui, ex asesor de Transparencia de la Presidencia y actual ministro de la Secretaría de Preven­ción de Lavado de Dinero o Bienes (Seprelad).

Sostuvo que ninguno del Gobierno habló de la necesi­dad existente de realizar el “golpe de timón” para supe­rar la crisis y trabajar por el país. A su criterio, el barco se está hundiendo ante la falta de cambios y lamentó que no haya ni siquiera actitud para ordenar las cosas.

Indicó que la oposición también tiene un doble discurso porque cuando Honor Colorado apoyaba el juicio político, los refe­rentes de los partidos más pequeños estaban en con­tra; y ahora que no se tienen los números, con la retirada del proceso de la disidencia colorada, hablan de enjui­ciamiento.

INCOHERENCIA

“Hay una incoherencia en el sentido de decir apoya­mos el juicio político; en un comienzo estos partidos minoritarios fueron los que no acompañaron el juicio político cuando se tenían los votos realmente y se fue dilu­yendo el tema en la Cámara de Diputados. Al conocer que no tenían los números, sacan un comunicado y dicen que apo­yan el juicio político”, agregó.

Mientras los colorados oficia­listas se juntan y organizan la marcha en apoyo al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, y al vicepresidente, Hugo Velázquez, colegios y facultades fueron tomados por estudiantes y exigen la renun­cia o el inicio del juicio político a los representantes del Poder Ejecutivo por el pacto secreto.