El director general de Asun­tos Jurídicos de la SFP, Máximo Medina, dijo que la institución no puede inter­venir de oficio en el caso de detectarse a un funcionario público involucrado en irregularidades, sino que puede actuar recién al tener una denuncia. Fue con­sultado sobre el caso del director general técnico del Ministerio de Urba­nismo, Vivienda y Hábi­tat (MUVH), José Correa Garayo, quien supervisa las obras realizadas por su esposa para la institución.

“Tendría que ingresar una denuncia. Nosotros no actuamos de oficio, al menos hasta hoy día yo no conozco ningún caso en que se haya actuado de oficio”, expresó el abogado.

Dijo que de comprobarse alguna irregularidad, Correa Garayo podría exponerse a un sumario administrativo, o bien el ministro Durand podría desvincularlo directa­mente al ocupar un cargo de confianza.

Ingeniería Aplicada SA (IASA) se llama la empresa del cuñado de Correa Garayo, Diego Sebastián Martínez, que a través del SAT (Servicio de Asisten­cia Técnica) es contratada con dinero del MUVH para ejecutar obras. Su esposa, la ingeniera Magaly Martínez, es nada más y nada menos que gerente técnico de la empresa contratista.­