El ex titular de la Admi­nistración Nacio­nal de Electricidad (Ande) Pedro Ferreira remi­tió una nota al entonces can­ciller nacional Luis Alberto Castiglioni el pasado 20 de junio, en la que alertó acerca de la discrepancia en la inter­pretación de Paraguay y Bra­sil respecto al acta bilateral del 24 de mayo. La nota lle­vaba adjunto un informe de seguimiento de acciones ela­borado por la Ande, pero no obtuvo respuestas del minis­tro de Relaciones Exteriores, quien renunció.

En el texto, Ferreira dice a Castiglioni que dicha nota tiene relación con una solici­tud de fecha 4 de junio de este año (2019), en la que se le pide el cumplimiento de lo esta­blecido en el acta bilateral para formalizar el acuerdo entre Paraguay y Brasil res­pecto a la compra de potencia de la Itaipú Binacional.

Mensaje del ex vicecanciller Hugo Saguier Caballero, en el que insiste en seguir el proceso con base en el “espíritu de lo acordado”.
Mensaje del ex vicecanciller Hugo Saguier Caballero, en el que insiste en seguir el proceso con base en el “espíritu de lo acordado”.

Ante este pedido, el ex pre­sidente de la estatal le puso al tanto al entonces canciller sobre la diferencia de inter­pretaciones en cuanto a los ítems del acta, comunicán­dole que en una reunión, lle­vada a cabo el 6 de junio entre representantes del Ministe­rio de Relaciones Exteriores y el Consejo de Administra­ción de la Itaipú, ya se había aclarado cuál era la interpre­tación correcta.

“En fecha 6 de junio del 2019, el Ministerio de Relaciones Exteriores, en reunión man­tenida con los representantes paraguayos del Consejo de Administración de la Itaipú Binacional, aclaró a los presen­tes la interpretación correcta que debía darse sobre las potencias medias contratadas para el período 2019-2022, que consta en el acta bilateral en el ítem I, indicando que las mis­mas ya contemplan el creci­miento de la Ande y, además, que los términos de la resolu­ción Cadop 170/07 mantienen su vigencia”, menciona parte del documento.

Dice también que con esa información los representan­tes de la Ande ya participaron incluso de reuniones técnicas de la Comisión de Estudios de Criterios de Contabilización de los Suministros de Itaipú (Cecoi), que también está integrada por representantes paraguayos y brasileños de la binacional y de Eletrobrás.

A pesar de esta alerta, las autoridades se llamaron a silencio. “Era imposible acor­dar porque la posición para­guaya de cómo se interpreta el acta, dicha verbalmente, pero escrita en este documento para que me lo ratifiquen, era bien diferente a lo que interpretaba Brasil”, explicó Ferreira ante una consulta hecha ayer por La Nación.

Nota enviada por Pedro Ferreira a Luis Castiglioni, en la que pidió la ratificación de la postura paraguaya con respecto al acuerdo entre Paraguay y Brasil.
Nota enviada por Pedro Ferreira a Luis Castiglioni, en la que pidió la ratificación de la postura paraguaya con respecto al acuerdo entre Paraguay y Brasil.

ESPÍRITU DEL ACUERDO

Ferreira agregó que la Canci­llería debía realizar un segui­miento según el acta bilateral. El plazo de entrega era hasta el 24 de junio, pero no avanza­ron porque los representan­tes de la Cancillería de nues­tro país insistían en seguir los procesos con base en el “espí­ritu de lo acordado”, porque así el perjuicio no sería lo que habían estimado.

Al respecto, en uno de los men­sajes de WhatsApp escrito por el ex vicecanciller Hugo Saguier Caballero, este se mostró firme al decir que no aceptarán ninguna interpre­tación contraria a los intereses de este país. “No aceptaremos nada que no esté en el marco del espíritu que ha primado en las reuniones”, dice el mensaje.

“INTERPRETACIÓN AMBIGUA”

A través de un comunicado publicado el sábado 10 de agosto, el Ministerio de Rela­ciones Exteriores se ratificó en su compromiso de conti­nuar el diálogo con Brasil, en lo que respecta al acuerdo para la compra de potencias de la Itaipú.

De acuerdo a lo que manifiesta el documento, la decisión de dejar sin efecto el acta firmada el 24 de mayo fue para “revisar aspectos téc­nicos de la misma por conte­ner puntos de interpretación ambigua”. Esta interpretación paraguaya se contrapone a la del comunicado conjunto del gobierno de Jair Bolsonaro, dado a conocer el viernes 9 de agosto, en el que sus minis­terios de RREE y de Minas y Energía se ratificaron en man­tener la vigencia de los térmi­nos técnicos del acta bilateral del 24 de mayo.