La constructora Inge­niería Aplicada SA (IASA) está de suerte con la administración de Dany Durand. En un mes se benefició para construc­ción de casas del Ministe­rio de Urbanismo, Vivienda y Hábitat (MUVH) en el marco del programa Fona­vis (Fondo Nacional de la Vivienda Social), por un valor total aproximado de G. 9.000 millones.

Un dato no menos impor­tante es que la firma favore­cida con la construcción de viviendas es de Diego Sebas­tián Martínez, cuñado del director general técnico del MUVH, José Gabriel Correa Garayo.

La afinidad del alto funcio­nario con IASA va mucho más allá, puesto que su esposa, la ingeniera Magaly Martínez, es nada más y nada menos que gerente téc­nico de la contratista.

Ministro Dany Durand verifica obras con José Correa Garayo (der.)
Ministro Dany Durand verifica obras con José Correa Garayo (der.)

Correa Garayo, director con sueldo de G. 18,8 millones, aparece promocionando en redes las casas construidas por la empresa donde tra­baja su esposa, cuando su función es defender los inte­reses del MUVH y no alabar las obligaciones que le toca a la contratista.

La pareja (ingeniera y direc­tor del MUVH) se pasean por las obras de la institu­ción acompañando visitas oficiales, por lo que difícil­mente pudieran negar un conflicto de intereses.

Cuando consultamos en el ministerio sobre la ejecu­ción de las obras de IASA, incluso nos derivaron con el director Correa Garayo. “Él es el encargado de brin­dar esa información”, res­pondieron en la institución.

El director dejó en visto nuestros mensajes vía Whatsapp sobre su cargo y el vínculo con la construc­tora, pero no respondió.

Magaly Martínez (blusa amarilla) en verificación de obras construidas por IASA.
Magaly Martínez (blusa amarilla) en verificación de obras construidas por IASA.

DE CONFIANZA

Correa Garayo es hombre de confianza del ministro Durand, quien apenas al asumir –en setiembre del 2018– lo puso a cargo de la Dirección General Técnica, una dependencia cuyas fun­ciones tienen mucho que ver con programas y proyectos habitacionales, negocio en el que opera la constructora familiar de su esposa.

Una de las funciones de Correa Garayo es, por ejem­plo, evaluar los proyectos habitacionales y urbanísti­cos encarados por la insti­tución. Además, supervisar las fiscalizaciones de obras y depende directamente del ministro Durand.

La constructora, repre­sentada por Diego Sebas­tián Martínez, a través del SAT (Servicio de Asistencia Técnica) fue contratada con dinero del MUVH para eje­cutar obras.

IASA tiene a su cargo la cons­trucción de más de 70 casas en Yaguarón, 14 en Caaguazú, 45 en Capitán Meza y 44 en Arroyos y Esteros.

Para la construcción de las viviendas en Yaguarón, el monto total del SVS (Subsidio Nacional de la Vivienda Social) a ser abonado por el MUVH se estableció en G. 4.871 millones y el aporte de los beneficiarios en G. 256 millones.

El costo total de este pro­yecto presentado por el SAT “ACG Consultoría Integral” es de G. 5.127 millones, según Resolución 322 de fecha 1 de noviembre del 2018 firmada por el ministro Durand.

Para las casas en Caaguazú, el monto de subsidio del MUVH se fijó en G. 901 millones y el aporte de los beneficiarios en G. 47 millo­nes. El proyecto a cargo del SAT Unidad de Servicio Agrícola Ganadera-Am­bientalmente Sustentable (USAG) tiene un costo total de G. 949 millones.

Otro proyecto de USAG con­siste en la construcción de unas 45 casas en Capitán Meza (Itapúa), que tienen un costo total de G. 3.118 millones. Según Resolución 729 de fecha 19 de diciembre del 2018, se estableció que el monto de subsidio a ser abonado por la institución sea de G. 2.962 millones y un aporte de los beneficia­rios de G. 155 millones.

En el caso de las casas en Arroyos y Esteros, los desembolsos se autoriza­ron durante la administra­ción anterior.

Vale señalar que los SAT, por cada proyecto que ejecutan en zonas rurales y urbanas, cobran 7% y 11%, respecti­vamente, del costo total del proyecto que es aprobado por el MUVH. El resto, las empresas constructoras.