Ríos Ayala está en el ojo de la tormenta tras salir a la luz irregula­ridades en su gestión.

La Contraloría General de la República (CGR) pidió informe a la intenden­cia sobre los funcionarios municipales. El pedido vía nota tuvo entrada ayer en el municipio y está firmado por el contralor general, Camilo Benítez.

En ese sentido, solicita el lis­tado de funcionarios, área asignada, detalle de las acti­vidades que realizan, horario que cumplen, cargo, fecha de ingreso y cese si hubiere, grado de parentesco con el ejecutivo municipal y la remuneración que perciben.

Camilo Benítez, contralor.
Camilo Benítez, contralor.

Igualmente, solicita los regis­tros de marcación de entrada y salida del período de abril a junio del 2019 de todos los fun­cionarios de la municipalidad.

En otra nota, que también tuvo entrada ayer en la comuna, el ente contralor pide informe sobre adjudicaciones.

Solicita detalles de las obras ejecutadas y planificadas con recursos de bono muni­cipal, antecedentes del pro­ceso licitatorio y anteceden­tes de aprobación por la Junta Municipal.

Asimismo, pide datos preci­sos de los llamados realiza­dos por excepción y sus ante­cedentes.

La CGR también solicita informe sobre el importe recaudado en forma mensual durante el ejercicio fiscal 2018 y primer semestre del 2019, en concepto del impuesto inmo­biliario, juegos de azar y canon fiscal. Además, si la municipa­lidad emitió bonos debe infor­mar monto recaudado y deta­lle de su aplicación.

El intendente debe respon­der los pedidos de informe del ente contralor en un plazo no mayor a cinco días hábiles.

IRREGULARIDADES

Ríos Ayala convirtió la Municipalidad de Villa Hayes prác­ticamente en una empresa familiar, haciendo caso omiso a la Ley Nº 5.295 “Que prohíbe el nepotismo en la función pública” para los ordenado­res de gastos.

Ubicó a su hijo, hermana, primos, sobrinos, cuñados, yerno y hasta a su consuegra en el municipio que admi­nistra.

A esta situación se suma que firmó un contrato de más de G. 750 millones con una empresa que solo existe en los papeles.

El 21 de marzo pasado, el jefe de la comuna firmaba el con­trato para la construcción de cuatro cuadras de empedrado con RCR Construcciones, una “empresa del rubro de la cons­trucción” que como tal física­mente no existe. Como pro­pietaria aparece Reinalda Cervian Recalde, una señora de 80 años, domiciliada en la ciudad de Fernando de la Mora.

El intendente se llamó a silencio tras las publicacio­nes de este diario que deve­lan irregularidades en su administración.

­SESIÓN QUEDÓ SIN QUÓRUM TRAS INCIDENTES

La Junta Municipal de Villa Hayes sesionó ayer de manera extraordinaria en medio de una serie de incidentes, con la inten­ción de tratar un pedido de intervención de la comuna adminis­trada por el hoy cuestionado Esteban Ríos Ayala.

Al mismo jefe de la comuna se lo pudo observar como protago­nista de algunos encontronazos con pobladores que pedían en las afueras de la Junta que su administración sea intervenida.

La sesión quedó sin quórum cuando se trataba el documento de la intervención, al esfumarse el presidente de la Junta, Víctor Hugo Rodríguez (independiente).

La concejala de la ANR, Lorena Cabrera, dijo que volverán a insistir con la intervención de la municipalidad.