La Organización de Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) con sede en París, Francia, publicó este lunes 11 junio último en sus redes sociales, como parte de su trabajo de conservación y preservación del patrimo­nio inmaterial y material de la humanidad, la receta de la “chipa”, afirmando que “el deli­cioso pan de queso” es proce­dente de la Reserva de la Bios­fera de Yaboti, ubicada en la actual provincia de Misiones, Argentina.

Si bien la responsabilidad sobre la veracidad y exactitud de las informaciones y estu­dios científicos recae sobre la Unesco y el Programa sobre el Hombre y la Biosfera (depen­diente de esta organización), esto también es consecuencia de la decisión política del can­ciller Castiglioni, que al asu­mir decidió tratar con menor prioridad todo lo que respecta a las candidaturas impulsadas por Paraguay para consolidar la “Nómina representativa del Patrimonio Cultural Inmate­rial y el Listado para el Patri­monio Mundial de la Unesco”.

ACCIÓN REACTIVA

Desde la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) emitie­ron una reivindicación y ratificación de que la chipa es un ícono de la gastro­nomía nacional: “Es el ali­mento predilecto de todos los paraguayos desde hace más de 400 años y conme­mora su día cada segundo viernes del mes de agosto”.

La Cancillería reac­cionó después de todo lo sucedido con un tuit oficial en el que enun­ciaba que “gracias a una rápida acción de la Cancillería ante la Unesco, se ratificó de que la chipa es paraguaya”. Este comunicado oficial no se encuentra disponible en su página web.

EL CIERRE

En un hecho triste para la his­toria del país que Luis Casti­glioni ordenara el cierre de la delegación permanente ante la Unesco y se asignaran las tareas a la embajada para­guaya en Francia. Se supo, además, que los recursos fue­ron redireccionados a Tur­quía. Esto lo hizo a pesar de que existe una resolución de la Dirección Nacional de Pro­piedad Intelectual (Dinapi) que declara de interés nacio­nal la “Lista Enunciativa del Patrimonio Gastronómico y Culinario del Paraguay” y la “Lista Indicativa del Patri­monio Nacional” con miras al ingreso a la “Lista de Patrimo­nio Inmaterial de la Unesco” (con el Decreto Presidencial Nº 501 del 24/10/2018).

TERERÉ, PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD

Los temas del Paraguay con la Unesco, que para la Cancille­ría no son prioritarios, se rela­cionan con la candidatura del tereré y del pohã ñana como patrimonios inmateriales de la humanidad. Además, están otros temas como el acceso a la información, la libertad de expresión y seguridad de los periodistas, y la candida­tura del pantanal paraguayo como Patrimonio Mundial de la Humanidad.

También quedan en segundo plano el Centro de Hidroinfor­mática Itaipú (Centro de Cate­goría 2 de la Unesco), único pro­grama intergubernamental del sistema de las Naciones Uni­das dedicado a la investigación, el manejo y la educación rela­tiva al agua. También el 2018 Paraguay fue electo como pre­sidente del Grupo de Países de América Latina y el Caribe ante la Unesco (Grulac).

Actualmente, Paraguay es miembro del Consejo Inter­gubernamental del Programa Hidrológico Internacional (PHI), cargo para el que fue electo por 4 años, todo esto en el marco de la Unesco.

CUESTIÓN DE RECURSOS

El cierre de la misión perma­nente ante la Unesco fue decre­tado por el presidente Mario Abdo. Es por eso que se redujo personal durante todo el 2018, llegando a cerrar sus puertas en febrero del 2019. Esto forma parte de una “reorientación de recursos” hacia Ankara, Tur­quía, que sirvió para la aper­tura de la embajada paraguaya, pero realmente se desconoce el verdadero alcance de esta decisión o si compensa des­vincularse de la Unesco. Lo que pasó con la chipa es un toque de alerta.