EVP anda causándole problemas a la todopoderosa Natalia.

Es que según las denuncias de sus compañeros y del propio sindicato, se pasa agrediendo y acosando a compañeras y compañeros.

Es que Enri está venido a menos hace un buen tiempo y eso lo pone histérico.

Tal es así que en estos días tuvo que ser atendido por un ataque de pánico, ñandeko... Es difícil la vida del periodista en decadencia, parece. Una lástima.

Debe ser incomodísimo el ambiente de trabajo en Abecelandia, donde llueven las denuncias de acoso por parte de los jefes, lo que generó la reacción hasta del Sindicato de Periodistas del Paraguay.

El SPP llevó la denuncia hasta el Ministerio de Trabajo para que se tomen medidas sobre el asunto.

Y como si todo esto fuera poco, también se suma el reclamo que los empleados hicieron a la directora acerca de los maltratos verbales por parte de EVP.

¡Cómo le estarán extrañando a Acero!

Así como estaba previsto, fue un mero trámite la sesión de ayer en el Senado donde eligieron a Blas Llano como presidente del Congreso.

Este hecho molesta terriblemente a Efraudín y a sus secuaces porque Llano le está robando protago­nismo político al autoproclamado “presidente moral” de la República.

¿Será que Rubencito Ocampos, apoderado del PLRA y bufón de Alegre, seguirá con su campaña de expulsar a todos los liberales que no se alinean al presidente del partido?

Con este tipo de propuestas, poco favor le hacen los efrainistas a la nucleación partidaria y hasta pondría en peligro su condición de segunda fuerza política del país.

En su reentré al Senado, que se produjo ayer, Payo arremetió con todo de nuevo. Se comportó como periodista y hasta hizo preguntas a “Beto” en rueda de prensa, se discutió con “Calé” y amenazó con presentar otras denuncias. ¡El aquaman ha vuelto!