• POR ORLANDO BAREIRO
  • (0985) 106-742

El Ministerio de Tra­bajo se convirtió en agencia de empleo de familiares y amigos políticos. Mirta Domínguez, quien se ubicó en el cargo de jefa de secretaría privada del Gabi­nete de la ministra de Tra­bajo, Carla Bacigalupo, desde agosto del año pasado consi­guió jefaturas para el sobrino y su novia, también para un ahijado en el Servicio Nacio­nal de Promoción Profesio­nal (SNPP).

José Carlos Azcona Fleitas y Sebastián Insaurralde, sobrino y ahijado, respectivamente fueron incorporados reciente­mente sin concurso, como ya es habitual en el SNPP. En el caso de José, es su sobrino, ya que es el hijo del hermano de su pareja, Milciades Fleitas; mientras que Sebastián es ahijado y vecino en Areguá.

Cabe señalar que Milcia­des Fleitas, pareja de Mirta Domínguez, es funciona­rio de la Dirección de Aero­náutica Civil (Dinac) con un sueldo de G. 9 millones.

En el caso del sobrino Azcona Fleitas, quien per­cibe un salario mensual cercano a los G. 8,5 millo­nes, en la planilla de pagos aparece como asistente téc­nico, pero con el rango de jefe a la vez.

En la institución nos dije­ron que el cargo del mismo es el de “jefe de archivo”. El privilegiado se incorporó en febrero de este año y sola­mente cuenta con curso de bachiller.

Por su parte, el otro fun­cionario público que consi­guió colocar Domínguez en el SNPP es Sebastián Insau­rralde. El mismo trabaja como fotógrafo oficial de la ministra Bacigalupo, su sueldo mensual es de G. 9,2 millones y, también, cuenta solo con curso de bachi­ller. Ingresó a la entidad en febrero pasado.

Otra jefa del clan de Domín­guez que se ubicó en el SNPP es Ivana Delgado Taboada, novia del sobrino Juan Car­los Azcona. La mujer tiene sueldo de G. 8 millones al mes. Figura como asistente técnico y tampoco cuenta con título universitario.

Tratamos insistentemente en hablar con la ministra sobre la incorporación fami­liar, pero no respondió las lla­madas, tampoco los mensajes vía Whatsapp.

OCULTAN INFORMACIÓN

Tuvimos que acudir a otra institución para confirmar que Domínguez ingresó al Ministerio de Trabajo y que percibe más de G. 13 millo­nes al mes. La ahijada política de Bacigalupo no figura en la planilla de funcionarios que se publica en el portal de la institución. Es decir, filtran la nómina pese a la vigencia de la Ley Nº 5.189/14 que obliga a publicar todos los pagos realizados a los funciona­rios públicos.

Consultamos a la Secreta­ría de la Función Pública y así pudimos constatar que Domínguez está en el Minis­terio de Trabajo como perso­nal técnico y estudiante uni­versitaria. Es decir, carece de título de grado.

Domínguez es una fanática de la ministra de Trabajo en sus redes sociales al igual que su parentela. Operó bastante por el movimiento Añetete y ahora disfrutan la recompensa.

Varios clanes contratados

Elva Acosta y su hijo Carlos Maria, ambos funcionarios del SNPP.
Elva Acosta y su hijo Carlos Maria, ambos funcionarios del SNPP.

Además de los operadores y seguidores incorporados en el SNPP, esta institución pasa a ser el lugar preferido para ubicar clanes. Desde la llegada de Carla Bacigalupo y su equipo, aparecieron los “familiares y amigos” insta­lados en su administración.

Uno de los casos es el de Celso Alejandro Rodríguez Colmán, hermano del jefe de Patrimonio del SNPP, Israel Rodrigo Rodríguez. Celso, quien consiguió su comisio­namiento desde Yacyretá, donde cobraba mensual­mente más de G. 23 millo­nes, pasó a ganar más de G. 30 millones gracias a su comisionamiento al SNPP. Los hermanos son muy cer­canos al gerente Julio Pes­solani (operador de Arnaldo Samaniego).

Otro caso que salió a luz es el de Elva Acosta viuda de Vega, quien ocupa una jefa­tura en el SNPP pese a que no concluyó su secundaria, con un salario por encima de los G. 9 millones al mes. Viuda de Vega hizo valer su influencia, ya que también es operadora de Arnaldo Samaniego y logró ubicar a su hijo Carlos María Vega Acosta en la secretaría gene­ral del SNPP. Este último hasta ahora no terminó la secundaria.

Además de estos nombra­mientos, la actual admi­nistración se destacó por tener una directora vip, el caso de Ana Houdin, quien era directora del SNPP y docente en el colegio Repú­blica de Colombia a la misma hora. Luego de las publica­ciones periodísticas, la fun­cionaria fue enviada nueva­mente a su lugar de origen, la Municipalidad de Asunción, y está siendo investigada por el MEC, que hasta ahora no quiere hablar del tema.