Resulta irónico, pero es real, que en el Ministerio de Edu­cación y Ciencias (MEC) se premió con el ascenso de director administrativo de Gestión Educativa a una persona sin título univer­sitario, quien además capa­citaba a los supervisores de la cartera educativa.

Se trata de Roberto Tri­vero Riveros, quien antes de la llegada del ministro Eduardo Petta se desem­peñaba como funcionario de la Dirección General de Registros del Viceministe­rio de Culto, con un sala­rio de unos G. 4 millones al mes. De acuerdo con la planilla de pagos del MEC, el mismo forma parte de la institución desde el 2011. Es decir, no ocupaba cargo de relevancia.

Con la llegada de Petta, conocido como el minis­tro “multicolor”, pasó a ocupar un cargo de con­fianza, el de director admi­nistrativo de Gestión Edu­cativa, con lo que su salario saltó a G. 14 millones. Este caso fue reconfirmado por Jorge Martínez, director de Talento Humano de la car­tera educativa.

Media docena de rubros en el MEC y un salario global de G. 14 millones, gracias a Petta.
Media docena de rubros en el MEC y un salario global de G. 14 millones, gracias a Petta.

Al estar en un cargo de confianza, no debía cum­plir ningún requisito como la matrícula de educador profesional, pero sí tener una carrera culminada y al año 2018, Roberto Tri­vero Rivero todavía estaba cursando una carrera en Administración. De acuerdo con los propios supervisores, sin tener un título y los conocimien­tos, Trivero Riveros reali­zaba capacitaciones a otros supervisores de educación, que sí deben tener la matrí­cula docente.

De acuerdo con una conver­sación a la cual accedió el canal GEN, el actual minis­tro Petta fue cuestionado por sus propios subordina­dos, los supervisores, por esta situación. El titular de la cartera apenas podía escudarse con una constan­cia de que su actual director general de Gestión Educa­tiva continuaba cursando su carrera en una univer­sidad privada sin haberla culminado.

La Resolución del Poder Ejecutivo Nº 158 se con­cretó el 14 de setiembre del 2018. El documento señala que ocupó el cargo de director administrativo en reemplazo del señor Juan Cristaldo Peralta.

El director de Petta, un mes después, se vio implicado en “viajes fantasmas”. Es decir, hacía figurar que iba a alguna misión, retiraba los viáticos y se quedaba en su casa, según confirmó el mismo Marcelo Duprat, director general de Aseso­ría Jurídica del MEC.

“Trivero Rivero forma parte de un grupo de fun­cionarios que están siendo investigados. Se realizó una auditoría interna sobre el famoso caso de cobros irregulares de viáticos, un caso sonado y mediatizado el año pasado”, expresó Duprat.

VIÁTICO

El director del minis­tro Petta también estuvo envuelto en mala utiliza­ción de fondos públicos, ya que utilizó de manera inde­bida G. 1.300.000, lo que salió a la luz mediante una auditoría y luego de las dis­culpas del titular del MEC, Trivero devolvió el dinero y solamente pagó una multa, pero ni siquiera se le abrió un sumario.