A través de una nota remitida a la Emba­jada Alemana en Paraguay, senadores euro­peos solicitan a la delegación que intervenga ante la apa­rente persecución por parte de la Justicia paraguaya con­tra la ex directora de la funda­ción Kolping Paraguay Brigi­tte Fuzellier. Uwe Kekeritz, Eva María Schreiber y Ott­mar Von Holtz son los parla­mentarios que se hicieron eco del caso de su compatriota, radicada en este país hace más de treinta años.

La mujer había denunciado una supuesta rosca corrupta que operaba dentro de la fun­dación cometiendo estafa y lavado de dinero, pero en lugar de abrir una investigación para constatar la veracidad de la acusación, las autoridades de dicha institución empezaron a tomar represalias en su con­tra y, según las propias mani­festaciones de la afectada, se habría utilizado la justicia de este país para amedrentarla y evitar que siga con las denun­cias. Aparentemente las mis­mas autoridades de Kolping Alemania estaban detrás de todo el esquema delictivo.

El representante legal de Kol­ping Paraguay es el conocido abogado Guillermo Duarte Cacavelos, quien habría uti­lizado todas sus influen­cias en la justicia y en el pro­pio gobierno para lograr que la afectada sea condenada. Duarte Cacavelos también estuvo involucrado en la filtra­ción de audios el año pasado (2018) que revelaron tráfico de influencias en el Jurado de Enjuiciamiento de Magistra­dos (JEM). El abogado reco­noció que también “operaba” con el ex secretario del JEM, Raúl Fernández Lippmann, para obtener favores.

DECLARADA INOCENTE

Una de las tantas denuncias promovidas contra Fuzellier fue por lesión de confianza, impulsada por Olaf Bran­denstein, actual director de Kolping. Luego de un largo proceso, finalmente el Tribu­nal de Sentencia la declaró inocente de todos los cargos. Después de años, la mujer pudo nuevamente salir del país y trabajar libremente en la industria de la esponja de uso familiar, porque tras su acusación le aplicaron medi­das y una de ellas era la pro­hibición de salir de Paraguay.

NUEVA IMPUTACIÓN

Las autoridades de Kolping, aparentemente no satisfe­chas con la sentencia, logra­ron una nueva imputación, esta vez por supuesta denun­cia falsa, fue por las declara­ciones hechas a este medio en marzo del 2018, en la cual mencionó todo lo ocurrido, tema ya abordado en el juicio.

Lo llamativo del caso es que ella se enteró de su imputa­ción a través de la red social de Duarte Cacavelos, quien ya contaba con la copia del acta fis­cal mientras ella ni siquiera fue notificada de la denuncia que pesaba en su contra. La Fiscalía tampoco tomó su declaración antes de imputarla.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar