(0985) 106-742

La cuestionada directora financiera del Servicio Nacional de Erradica­ción del Paludismo (Senepa), Ana María Sanabria, final­mente fue destituida de su cargo luego que saliera a luz que ubicó a su parentela en el denominado “Plan de Acción de la Estrategia Integrada EGI para enfermedades por arbovirus”, financiado por el director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, con plata de la binacional. En su reemplazo fue designado Isidro Ramón Segovia Molinas.

El plan financiado por Yacyretá al parecer está lleno de “vicios” y saltaron parientes entre los fumigadores que incorpora­ron para combatir el dengue, lo que confirma que el proyecto es una bolsa de trabajo más finan­ciada por el también cuestio­nado Duarte Frutos.

Lo más escandaloso es que las contrataciones se hicieron casi en secreto, sin concurso de méritos y armaron un lla­mado que dejó fuera a varios aspirantes sin especificarse los criterios de selección.

La nómina se maneja bajo siete llaves en el Senepa y hasta hace dos días los recursos huma­nos del plan estaban a cargo de Sanabria.

Entre los contratados figuran Miguel y Melissa Chiola, nie­tos de Martín Chiola, quien en vida fue pareja de la adminis­tradora destituida, Ana María Sanabria.

Miguel se ubicó en la UOC del proyecto y a Melissa la había­mos encontrado en la secretaría de dirección. Otra beneficiada es Larizza Insaurralde, hija de la secretaria de Sanabria, de nombre Gladys Cantero.

El ministro sustituto Julio Rolón firmó la resolución de destitución de Ana María Sanabria.
El ministro sustituto Julio Rolón firmó la resolución de destitución de Ana María Sanabria.

Ante el secretismo en la insti­tución, nuestro diario solicitó vía Ley de Acceso a la Informa­ción Pública la nómina com­pleta de los contratados en el marco del proyecto antiden­gue. Todo apunta a que hay más nombres de allegados a varios jefes como operadores políticos y ante esta situación se apresuraron en sacar del cargo a Sanabria.

Por ahora Sanabria está a dis­posición de RRHH del Senepa, pero fuentes de la institución hablan de que están dejando pasar el tiempo para ubicar a la ex administradora en otra dirección.

Sanabria es del equipo de la directora del Senepa, María Teresa Barán; y el ministro de Salud, Julio Mazzoleni. La ex administradora es una de las privilegiadas con los jugo­sos aumentos que se dieron a algunos en esta cartera en enero pasado.

El sueldo base de Sanabria era de G. 9 millones y subió a G. 13 millones en enero del 2019, sumado a sus bonificaciones, sus ingresos trepan a G. 18 millones. Mazzoleni había jus­tificado diciendo que son car­gos de confianza y que al dejar el puesto volverían a su salario anterior, veremos si se cumple lo dicho por el ministro.

El proyecto antidengue es un convenio entre el Ministerio de Salud, Senepa y Yacyretá. La binacional otorgó US$ 940 mil para combatir la epidemia en cinco meses, es decir, de octu­bre del 2018 a marzo del 2019.

El plan está gerenciado por el Programa de las Naciones Uni­das para el Desarrollo (PNUD), organismo que cobra el 4%, equivalente a US$ 36.500, por ejecutar los pedidos.

La binacional ya adelantó que seguirán “apoyando” el pro­yecto y están en proceso de desembolso de otros G. 5.200 millones para el pago de salarios.