“Yo no vi que haya hechos nuevos y si había yo no podía hacerlo tampoco”, fue lo que respon­dió el fiscal Rodrigo Estiga­rribia al ser consultado sobre la denuncia que presentó Nel­son Argaña contra el actual director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos, y que el agente del Ministerio Público deses­timó en diciembre pasado.

Estigarribia sostuvo que no ahondó en la investigación por supuesto enriquecimiento ilícito de Duarte Frutos, cuya reapertura fue recomendada por la fiscala Yolanda Portillo en enero del 2018.

La fiscala Portillo había dic­taminado que existen ele­mentos para que se reabra la pesquisa por presunto enri­quecimiento ilícito del ex pre­sidente de la República.

“Acá hay una causa anterior y no puede haber dos cau­sas por el mismo hecho. En todo caso lo que yo dije en mi requerimiento es que se tiene que reabrir la otra causa.

Pero, sin embargo, también al ver la denuncia de este señor Nelson Argaña, él denunció hechos que ya fueron desesti­mados también. Estos hechos denunciados ya fueron objeto de análisis anteriormente y por otro lado eventualmente si existieran nuevos elemen­tos (algo que no hubo) docu­mentalmente se tendría que solicitar la reapertura de la causa. Eso yo hablé con los denunciantes y el señor Nel­son Argaña ha desistido de la denuncia”, señaló Estiga­rribia.

Cabe recordar que Argaña refirió en entrevistas que desistió de su denuncia “por amor” al movimiento Colo­rado Añetete, grupo político aliado de Duarte Frutos.

“NO PODÍA”

Estigarribia confirmó que no investigó porque “no podía, no se puede”, porque todos los hechos denunciados ya fue­ron objeto de investigación en causas anteriormente desesti­madas. Aunque, en otra parte de la entrevista con nuestro diario, dijo: “Pero se hicieron algunas investigaciones, se pidieron declaraciones jura­das, por ejemplo, de bienes y yo comparé con la declara­ción anterior. Prácticamente no tendría ni un elemento, no había nuevos elementos, eran los mismos inmuebles”.

Consultado respecto a si llegó a indagar sobre los nombres de supuestos tes­taferros denunciados por Argaña, entre ellos Rosa María Penayo y su difunto esposo José David Orrego (cuñada y concuñado) de Duarte Frutos, Estigarribia respondió: “Bueno, pero yo no podía hacer en el marco de esta causa”.

Cuando le insistimos sobre los nombres de supuestos testafe­rros, transferencias, socieda­des mencionadas en la denun­cia, Estigarribia aseveró: “¿Cuál sería el hecho, eso lo que yo quiero, algo concreto”, cuando es a él a quien le toca investigar. Mientras tanto, Duarte Frutos alardea de que salió limpio ante la Justicia.

HABÍA ELEMENTOS “DISTINTOS”

René Fernández.
René Fernández.

Llama la atención que uno de los fisca­les asignados primeramente para esta última investigación, que se abrió a partir del dictamen de Portillo, sí hable de “ele­mentos distintos” con relación a la causa desestimada anteriormente. Los agentes designados habían sido Liliana Alcaraz y René Fernández, los mismos que desesti­maron la denuncia en el 2006.

“Nosotros fuimos recusados”, dijo al res­pecto René Fernández y confirmó que la causa quedó en manos Rodrigo Estigarribia.

“Nosotros estábamos analizando, qué porción de hechos corres­pondían a la causa vieja y cuál a los hechos nuevos, pero fue ense­guida que fuimos recusados, quedamos fuera”, agregó Fernández.

“Llegamos a hacer algunas actas de investigación”, dijo Fernández. Al parecer, los agentes fiscales no manejan el mismo criterio, ya que Estigarribia señaló que no podía investigar, pero Fernández con­firmó que realizó algunas diligencias antes de ser recusado.

“Lo que sí recuerdo bien es que en esa denuncia había hechos que ya fueron investigados anteriormente y había otros hechos distin­tos”, señaló Fernández. Al ser consultado sobre si esos “hechos dis­tintos” eran nuevos, señaló que “sí, son posteriores a aquella causa”.

NO JUSTIFICÓ SU PATRIMONIO

Octavio Airaldi.
Octavio Airaldi.

El ex contralor Octavio Airaldi señaló que hay bienes no denunciados del actual director de Yacyretá, Nicanor Duarte Frutos. El ex alto funcionario mencionó departamentos en la Argentina del ex mandatario.

Airaldi también ratificó que remitieron a la Fiscalía la no correspondencia en los bienes de Duarte Frutos y “allí murió”. En el 2008, el ex presidente declaró patrimonio de G. 3.100 millones, cuando todo lo que percibió durante sus 5 años en el cargo fue G. 1.159 millones.

Hizo milagros con su sueldo de G. 16 millones. Airaldi comentó que en el momento de realizar el estudio de correspondencia de Duarte Frutos, quedó sorprendido del búnker de casi una manzana “que él había ateso­rado en muy poco tiempo”.

Un gigantesco templo en la zona de Lambaré, donde su esposa, la ex pri­mera dama, inauguró un hogar de niños pobres mediante donaciones de Taiwán. Propiedades distribuidas entre Atyrá, Chaco, Coronel Oviedo, San Bernardino, etc., son parte de los bienes de la pareja que se conocen oficialmente.

El ex canciller Héctor Lacognata también se refirió a los departamen­tos de Duarte Frutos en la Argentina, pero la Fiscalía no pilló nada de eso. Según Rodrigo Estigarribia, “no estaba en la denuncia de Argaña”.